Plantean un recurso a Enargas para reducir el costo del servicio

Alicia Peressutti, auditora general de la ciudad, asegura que si Enargas da una respuesta positiva, redundará en un menor costo del servicio para los usuarios de Villa María

Auditoría de la ciudad – Defensores de Villa María, Villa Nueva y Río Cuarto proponen cambios de zonificación

Alicia Peressutti, auditora de la ciudad, presentó junto a otros defensores un pedido para que Enargas modifique la zona y así reducir el costo de los metros cúbicos básicos que se consumen en invierno

 

Una familia tipo, radicada en Catamarca o La Rioja, necesita un mínimo para calefaccionar su hogar, dado que la temperatura en esas provincias es más alta que en Córdoba. La misma familia, radicada en Villa María, requiere utilizar más metros cúbicos para lograr el objetivo.

Sin embargo, para la empresa de gas no hay diferencia y ubica, para fines tarifarios, a la familia de Villa María con la de Catamarca y La Rioja, en la misma zona.

“El problema es que se considera que con 1.200 metros cúbicos en la temporada de invierno se puede calefaccionar mínimamente un hogar. Eso puede ser cierto en las provincias del norte, pero no para nosotros”, explicó Alicia Peressutti.

El detalle que hace que la zonificación afecte el bolsillo de los usuarios es que Ecogas cobra, por estar incluidos en esa zona, algo más de dos pesos por metro cúbico a los primeros 1.200, y los siguientes, a casi cinco pesos. “Lo que pedimos formalmente las defensorías de Villa María, Villa Nueva y Río Cuarto, es que desde nuestra ciudad hacia el sur, se nos cambie de zona, para equipararnos con Santa Fe o el norte de La Pampa, que tienen un mínimo de 2.400 metros cúbicos -a dos pesos el metro cúbico- para la temporada invernal”, explicó la auditora.

Entienden que las temperaturas de esta región son más bajas y, en consecuencia, se utilizan más metros cúbicos de gas para calefaccionar una casa.

“Enargas nos tiene que contestar nuestro pedido para el cambio de zona. Si la respuesta es negativa, vamos a ir a la Justicia. Ya hay dos casos en los que les dieron la razón. Si es positiva y no apela Ecogas, los usuarios de Villa María hacia el sur, van a ver reducido significativamente lo que pagan por el consumo”, expresó Peressutti.

Entiende, según los cálculos que hicieron en la Auditoría, que los que menos ganan “tienen que invertir el 60% de sus ingresos en pagar las boletas de luz y energía eléctrica. Eso no pasa en ningún país del mundo”, expresó.

Otro tema que, entiende, debería ser prioritario, es que el reclamo se haga con todos los defensores. “Hay 60 defensorías en todo el país, es decir, la mayoría de los pueblos no tiene. Entonces nos encontramos con esta situación: si aprueban nuestro proyecto de cambio de zona, Tío Pujio seguirá pagando más el gas porque está al norte de Villa María. Debería ser para todos”, indicó.

 

¿Y las garrafas?

“Otro tema que estamos trabajando es el relacionado a los que tienen que comprar garrafas para sus artefactos a gas. Es insólito que se deje librado a las leyes de mercado un servicio básico para los que menos tienen, que son los que no están conectados a la red de gas por la zona en que viven o porque, directamente, le cortaron el servicio y no lo pueden reconectar”, explicó.

El gasto que tienen que hacer los usuarios para prender una cocina es superior al de los que tienen la red de gas natural. “Y son los que menos tienen”, remarcó Peressutti.

A más de 200 pesos está una garrafa de 10 kilos en Villa María y un tubo de 45 está a 1.000 pesos.

“Por eso apoyamos un proyecto que presentó el senador Julio Cobos, que busca establecer que el gas es un derecho humano. Esto significa que el Estado tiene que intervenir y no dejar librado a las leyes de mercado el precio de la garrafa”, indicó.

El proyecto está siendo tratado en comisión en el Senado de la Nación. “Me gustaría decirle a los legisladores que son nuestros representantes y que cobran muy bien por su trabajo, que agilicen el tratamiento, dado que viene el invierno y mucha gente va a padecer frío por no poder comprar una garrafa”, planteó Peressutti.

 

Descuentos inconsultos en tarjetas de crédito: ¿qué hacer?

Varios reclamos llegaron a la Redacción

Una trabajadora de la Provincia, que cobra sus haberes en el Banco de Córdoba y que tiene como tarjeta de crédito la Cordobesa, viene batallando desde fines de 2017 para que le dejen de descontar unos 250 pesos mensuales por el pago de unas revistas que no solicitó y que tampoco recibe.

Un jubilado que también cobra los haberes en el Banco de Córdoba, de una localidad de la región, empezó a recibir la misma revista (Selecciones y otras de la misma editorial) y al fijarse en los resúmenes de su tarjeta Cordobesa se encontró con los descuentos.

Ambos comunicaron la situación a EL DIARIO, a los efectos de que se haga público el hecho que los afecta.

“Ya mandé una nota, hablé con el gerente, le di de baja a la tarjeta para que me hicieran otra, todo para que me dejen de hacer los descuentos. Todavía no lo logré”, dijo la trabajadora. Ella, a diferencia del jubilado, ni siquiera recibe las revistas.

Frente a estos hechos, le consultamos a Alicia Peressutti qué se puede hacer para evitar descuentos inconsultos.

“Les digo que vengan a la Auditoría, nosotros hacemos los reclamos y en la mayoría de los casos funciona solo con levantar el teléfono”, explicó. “Tenemos muchos de esos casos, también de gente que está en el Veraz y que no puede salir aunque haya pasado el tiempo o haya pagado las deudas”, informó.

Recomienda que se presenten a las oficinas de Chile, casi San Juan en Villa María, con la mayor documentación que tengan del problema, para gestionar la solución.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus