El Diario del centro del país

Playosa lo ganó por insistir

Acosta, a la derecha, fue el autor del único gol de un discreto partido disputado en Tío Pujio

LVF – Apertura – 2da. fecha – Zona Norte

En un deslucido encuentro, el conjunto dirigido por Mauricio “Chopo” Morales le ganó de visitante por 1 a 0 a Hipólito Yrigoyen y consiguió su primera victoria

Escribe: Daniel Rodríguez

Mientras algunos siguen calentando sus motores, el fútbol de la Liga ya está en marcha y premia a los efectivos. Por eso Playosa se llevó tres puntos importantísimos de su visita a Tío Pujio, donde venció a Hipólito Yrigoyen por 1 a 0 con un gol de Alexis Acosta a los 21 minutos de la segunda etapa.

Ya desde el inicio del cotejo, los equipos aún se mostraban cautos aunque ambos con aspiraciones a abrir el marcador. Todos estaban apostados a la fuerza en la mitad de la cancha y, por algún momento, los delanteros quedaron desabastecidos.

El equipo dirigido por Maximiliano Burello apuntó al juego asociado de sus volantes, sumando la experiencia de Lucas Morre en tres cuartos de cancha. Aún así la imprecisión ganó y el juego se volvió dificultoso al haber tantas pelotas divididas e interrupciones por faltas.

Por el lado de la visita, Mauricio “Chopo” Morales paró un planteo ofensivo en el que Jorge Servetti (quien sería la figura) hizo de las suyas y asistió a Nicolás García, Guillermo Piva y Acosta. Más allá de las oportunidades creadas por el mismo Servetti, en los últimos metros el Albo no podía hilvanar una ocasión realmente de peligro.

A los 4 minutos de la primera etapa, Nicolás García envió un centro que Acosta cabeceó defectuosamente. En la réplica, y producto de un tiro libre, Demichelis estrelló un tiro libre en el travesaño (fue la más peligrosa del partido para los Diablos).

Entre pelotazos y roces, el partido se tornó monótono y algunas asociaciones en el mediocampo playosense hacían imaginar que se aproximaría un sobresalto. Más no fue así hasta el final de la primera parte. Es que un disparo de Servetti se fue muy arriba a los 33’ y de manera casi calcada definió Juan Albornoz a los 36’.

 

Romper la paridad

Ya para la segunda etapa, recién a los 9 minutos Morre, ensayó un débil cabezazo tras un centro de Andrés Ferrero. Parecía que los dueños de casa emprendían un cambio de actitud. Pero la pelota dividida y boyando de un campo a otro perjudicaba notablemente el juego y así paso.

De cierta forma, se mostraba una supremacía de los dirigidos por “El Chopo” pero su conjunto no era lo suficientemente punzante como para ponerse en ventaja. En tanto, la suma de juventud y jugadores experimentados del anfitrión llegaron varias veces a destiempo en algunas jugadas y padecieron la imprecisión en los últimos metros; es que si bien salían bien armados desde el fondo, al cruzar la mitad de la cancha todo su poderío ofensivo se volvía añicos.

En ese sentido, como en una premonición, Nicolás García impactó un sablazo a los 20’ minutos que se fue muy cerca de la valla defendida por Pauletti (arquero llegado al local desde la Liga Belvillense).

Ahí nomás, a los 21’, tras una jugada en la que el delantero Piva, desde la puerta del área, habilitó con astucia a Acosta y el carrilero encaró certeramente para marcar el primer y único tanto de un pleito que será olvidado rápidamente.

De igual modo también hay que destacar la solidez de Roberto Aimar y Matías Genre en el fondo “albo”; ambos hicieron todo lo posible para Alexis Esquivel no se escape rumbo al gol. En el local, la entrega y la velocidad de Demichelis reflejó el deseo de batallar para conseguir un buen resultado frente a su gente.

Queda, para mencionar, entre otras de las jugadas destacadas, la ocasión en la que Yrigoyen podría haber logrado el empate. Es que, con una atajada increíble, a los 38’ Garetto le detuvo un furibundo disparo de Nieva que tenía, sin dudas, destino de red. Anteriormente, Molina había enviado por los aires otra posibilidad de gol generada por Maximiliano Esquivel en el elenco local, y no hubo mucho más.

En los de Burello, los ingresos de Nieva, Danilo Ponce y Tomatis le agregaron tal vez algo más de velocidad a la estocada final, más no fue suficiente.

Venció Playosa, que había comenzado el certamen empatando con Unión de Arroyo Algodón en condición de local. En tanto, a un Hipólito Yrigoyen, que venía dulce tras vencer a Unión Social, esta vez no le tocó sumar; todavía queda mucho camino por recorrer.

 

La figura: Jorge Servetti: el volante de la visita se mostró movedizo. Generó y distribuyó el juego en los últimos metros de la cancha.

El árbitro: Emanuel Murúa: cumplió. Por momentos el partido se puso áspero, pero de igual manera logró que no levantara temperatura. Fue bien secundado por sus asistentes.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Dos chicas en el podio

Mercedes Dagna

Estadella debuta como profesional

Daniel Rocha

Victoria de San Martín en su primer amistoso

Daniel Rocha