Plegaria para un niño feliz…

Hubo una caravana con distintos personajes animando en barrios de la ciudad, donde comedores e instituciones prepararon el festejo para los “bajitos”

Niños de toda la ciudad tuvieron ayer su día de festejo en distintos comedores, instituciones y plazas de los barrios.

Una de las iniciativas más pintorescas fue la del grupo Ciudadanos Solidarios en Acción, que propuso recorrer diversos puntos de Villa María con una caravana en la que fueron personajes de dibujos, como Pepa Pig, Pikachu y los Minions, entre otros.

Esto despertó el interés de miles de “bajitos” a lo largo de la tarde. El recorrido empezó en el barrio Evita, alrededor de las 14.30, y luego se dirigió al barrio Las Playas. Allí, tanto en el merendero Los Peques como en la iglesia Centro de Acción Cristiana, la camioneta que trasladó a los personajes se detuvo para impresionar a niños y niñas que aguardaban en cada uno de los espacios.

Arriba, niños de Las Playas en el festejo del comedor Los Peques. Por otra parte, los personajes que recorrieron distintos barrios, iniciativa del grupo Ciudadanos Solidarios en Acción

Luego fue el turno de visitar la academia de danzas Sueño de Tradición, ubicada en el barrio Los Olmos de nuestra ciudad. En tanto, el comedor Maná del Cielo fue el punto de paso de Ciudadanos en Acción por el barrio San Martín.

Cabe señalar que, además de los espacios visitados por el grupo de vecinos solidarios, hubo muchos otros festejos con motivo del Día del Niño en la ciudad.

En el barrio Nicolás Avellaneda, más precisamente en el comedor Niños Felices, también se pudo contar con la presencia de las afamadas estrellas del cine y la TV representadas en personas con disfraces.

Por último, el recorrido finalizó en el comedor Caritas Felices del barrio La Calera. Allí se realizó el sorteo de 10 bicicletas entre niños de todos los puntos por los cuales Ciudadanos en Acción fue recorriendo a lo largo de toda la tarde.

Javier Pérez, uno de los integrantes de esa entidad, dijo que “esperaban ansiosos nuestra llegada” en cada uno de los lugares pautados.

Difundieron mediante redes sociales y medios de comunicación los horarios en los que luego pasarían por los distintos espacios.

También hubo una bicicleteada en la costanera  y miles, pero miles de sonrisas desparramadas por la ciudad.

Y sí, como dice el refrán, todos llevamos un niño dentro… Pues, entonces, ¡seamos todos felices! Y más lo serán nuestros niños, “los únicos privilegiados”, a decir de Evita.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus