El Diario del centro del país

Por lo sucedido en el CAM

Escribe: Katy Maidana, proteccionista

Desde hace años que estamos en la lucha por los perros de Villa María. Desde hace años que exigimos que la Municipalidad se ocupe de la problemática. Sabemos que hoy no todo es perfecto y tal vez nunca lo sea, pero hoy se castra, hoy hay un refugio con gente y veterinarios trabajando. Años atrás estaban comiéndose, sin nadie que vele por ellos. Lo que hoy existe fue por nuestra lucha. Por esas proteccionistas a las que acusan de ser cómplices y no sé cuántas barbaridades más. ¿Que faltan castraciones? ¡Sí! ¿Faltan buenos procedimientos? ¡Sí! Pero día a día se hacen cosas para mejorar. Hoy hay un director, Oscar Cabrignac, que ha cambiado un montón las cosas. Hoy hay un hombre que nunca en estos años vimos que se moviera para mejorar las cosas como lo hace él. Quien no lo conoce puede acusarlo de muchas aberraciones, pero los que lo conocemos sabemos que está haciendo todo lo que puede y más, y que jamás atentaría contra la vida de un animal.

Parece que varios (no todos) quieren que las cosas no funcionen para salir a criticar. Muchos por política (cosa que no tenemos nada que ver) y otros por no saber o sin siquiera conocer el CAM (Centro de Adopción Municipal).

¿Que faltan cosas? Vuelvo a repetir. ¡Sí, siempre! Y por eso, por más que nos digan lo que nos digan, vamos a seguir pisando el CAM y seguir exigiendo. Vamos a seguir yendo a reuniones o campañas de adopción. Vamos a seguir apretando para que sigan mejorando las cosas. Porque lo único que nos interesan son los perros, acá ninguna cobra nada. Queremos que cada vez tengan una calidad de vida mejor, además de una mirada con más respeto por parte de la sociedad. Queremos que se castre y se hagan adopciones. Adopciones que fallan muchas veces, obviamente. Como les han fallado a muchos, aún tomando todas la precauciones.

¿Que es difícil lograr esto? Sí. Pero peor es quedarse de brazos cruzados sin hacer nada, como muchos quieren que hagamos. Los cambios en toda la historia se logran haciendo, debatiendo. No se logran diciendo ‘no estoy de acuerdo y me quedo en mi casa’.

Yendo a este caso puntual del lamentable episodio, todos somos culpables. Es culpable la persona que tiene a su perro en la calle, es culpable la persona que no castra a su perra para que no entre en celo y luego tenga crías; y el que no castra a su perro para que no vaya detrás de la perra en celo. Si un perro está en la calle, está mal. Si un perro está en el patio, pero no castrado, también está mal. Si salta y se escapa, hay que mejorar eso para que no se escape. Si un ciudadano denuncia a un perro que muerde, aunque no nos guste, la Municipalidad tiene el deber de ir a buscarlo porque el perro está en la calle. Lamentablemente es así. Y lamentablemente a Rony lo mataron otros perros. Cosa que pasa en todos los refugios, todos. Si indagan en este tema con las personas a cargo de ellos, sabrán que es así. Y a veces cuando se encarnizan hasta es difícil separarlos. Nos ha pasado en nuestras propias casas. En nuestros provisorios nos ha pasado. ¡Donde hay muchos perros pasa! Lamentablemente es así. Y el CAM no es la excepción. Eventualmente los perros atacan a uno. Y en este caso le tocó a Rony. Fuimos a pedir explicaciones también y nos contaron que Rony estaba solo en un canil, pero se han cruzado otros por los tejidos. Acuérdense que Rony estaba en el patio de su casa (aparentemente) y saltó hacia la vereda.

Es muy, pero muy triste que pasen éstas cosas, pero de ahí a acusar descaradamente que ellos lo mataron… hasta con un palo, dijeron por ahí.

¡No tiene sentido! ¿Por qué habrían de matarlo si sabían que tenía dueño y que lo iban buscar? Piensen. Y hasta critican que el perro estaba en una bolsa. En todas las veterinarias cuando se mueren los perros los entregan a los dueños en una bolsa. Pregunten.

Culpables de la muerte de Rony somos todos. Si no hubiese perros sin castrar y perros abandonados, los albergues no existirían. Y si tildamos de asesinos adonde pasan estas masacres, entonces todos los refugios son asesinos.

Llamativas también las dudas acerca de lo sucedido en el CAM, casualmente es gente de la oposición en épocas venideras de elecciones.

Creo que si les importaran tanto los perros, pedirían las mismas explicaciones a todos los refugios de la ciudad, porque en ellos ocurren los mismos accidentes, la diferencia es que no se publican… ¿o acaso importan menos esas vidas? Es despreciable hacer leña del árbol caído sólo con fines políticos.

Y, por último, si no están de acuerdo o quieren cambiar algo, peleen al lado nuestro. Con acusar desde casa no se cambia nada.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Buscan un hogar

Daniel Rocha

Info en imágenes

Juan Pablo Morre

A cuidarlos del calor

Mercedes Dagna