El Diario del centro del país

Presentaron un programa para mejorar “calidad y seguridad” de las endoscopías

Tras el caso fatal de la reconocida periodista Débora Pérez Volpin, se planteó este nuevo programa médico

A través de la Asociación Civil Endoscopistas Digestivos de Buenos Aires

A partir de la muerte de la periodista Débora Pérez Volpin, este procedimiento se había reducido a la mitad por la desconfianza de los pacientes

 

Un programa para mejorar la “calidad y seguridad” de las endoscopías digestivas, que se redujeron el último año hasta un 50% por la desconfianza que generó la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin, fue presentada por la asociación civil de profesionales Endoscopistas Digestivos de Buenos Aires (Endiba).

La propuesta consiste en “generar el marco adecuado para que los centros de endoscopía obtengan una valoración de la calidad de sus servicios mediante evaluaciones reiteradas”, lo que les valdrá la incorporación como Centro Asociado Endiba (CAE).

“Esta iniciativa surge para ayudar a nuestros asociados a mejorar en forma continua los estándares para ofrecer una endoscopia de calidad y, al mismo tiempo, concientizar a la población sobre la importancia de realizarse los estudios en forma preventiva”, explicó Alejandro Nieponice, endoscopista, cirujano esófago gástrico, miembro de la comisión directiva de Endiba y director del programa CAE.

El especialista enfatizó la importancia de “educar a los pacientes sobre los riesgos de no detectar una enfermedad a tiempo” y de “darles herramientas que les permitan entender y exigir una endoscopia de calidad, que trasmita seguridad y confianza”.

Las endoscopías digestivas son estudios que “ayudan a detectar enfermedades y permiten realizar tratamientos que antes requerían cirugías”, explicó Nieponice.

El uso más común de ese tipo de estudios es la colonoscopía, que previene el cáncer colorrectal.

“El 25% de los pacientes que se realiza una colonoscopía detecta una enfermedad que se puede tratar si es diagnosticada a tiempo y evitar así su progresión al cáncer, mientras que la endoscopía alta es muy usada para evaluar el reflujo gastroesofágico”, precisó Nieponice.

Para lograr la valoración CAE, los centros de salud deberán “mantener estándares en aspectos edilicios, técnicos y del recurso humano vinculados con la seguridad y calidad en la realización de estudios endoscópicos digestivos”.

El comunicado agrega que “desde este mes, todo centro que realice prácticas de endoscopía cuyo director médico sea socio de Endiba y cumpla con los requisitos detallados en www.endiba.org.ar, podrá presentar una aplicación para ser designado CAE, mientras que los pacientes podrán consultar su centro asociado de preferencia a partir del 1 de marzo de 2019”.

Fuente: Télam

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Nuevas propuestas de educación superior en adicciones

Alexis Loudet

La UNVM firmó un convenio con la Federación de Cardiología

Juan Pablo Morre

Localidades de la región también concientizaron sobre VIH/SIDA

Noemí Bramardo