Primeros egresados del secundario en el plan de terminalidad municipal

La satisfacción y la alegría de haber podido cumplir una meta que en su momento tuvo diferentes obstáculos. El grupo, feliz anteanoche en el acto en que recibieron sus certificados

Por diversos factores no habían podido terminar el Nivel Medio de la manera convencional. Ahora lo concluyeron y muchos piensan en iniciar una carrera universitaria

La satisfacción y la alegría de haber podido cumplir una meta que en su momento tuvo diferentes obstáculos. El grupo, feliz anteanoche en el acto en que recibieron sus certificados

Melina, Karina, Mateo, Nazareno, Florencia y Agustín son los seis primeros egresados del Programa municipal de Educación de Jóvenes y Adultos que recibieron su título secundario en un acto que se desarrolló en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

Ciudadanos de entre 21 y 43 años, finalizaron el ciclo lectivo que cursaron en la sede que funciona en la Medioteca Mariano Moreno, uno de los 13 centros de terminalidad educativa que el Gobierno de Martín Gill dispuso con este fin en diversas zonas de Villa María.

“Quiero seguir con los estudios”, dijo Mateo, un joven de 25 años, papá de tres hijos, que ya decidió cursar Administración de Empresas en la Universidad Nacional de Villa María. “Me siento con más impulso ahora que logré esto”, señaló.

Karina (43) también tiene tres hijos y por ellos decidió comenzar la terminalidad escolar. “Son excelentes estudiantes”, destacó.

Por su lado, Nazareno (32) contó que su novia “se enteró de este programa y me incentivó para que me presente en la Medioteca”. Ahora quiere ser visitador médico.

Florencia (25), en tanto, coincidió con Karina, y comentó que la decisión inicial se concretó “para que los chicos sepan que la madre terminó la escuela”. Para eso tuvo el apoyo de su hermana y su suegra, quienes cuidaron a los hijos para que pudiera concurrir a clases. “Tengo pensado seguir algo más”, adelantó.

Melina (26) y Agustín (21) concordaron que el secundario era una necesidad y graficaron que el no tener los estudios completos fue un obstáculo para acceder a empleos.

“Al esfuerzo individual, se suma el familiar. Y eso, está sostenido por el institucional, avalado por la decisión política local de afirmar el derecho a la educación, entendiéndola como un motor de oportunidades”, destacó la secretaria de Educación del municipio, Margarita Schweizer.

Por su parte, el decano de la Facultad Regional Villa María de la UTN, Pablo Rosso, declaró que “desde la Universidad decidimos hace algunos años abrir la posibilidad de que los adultos terminen el secundario, con la visión de defender la educación pública, pero queríamos ampliarlo a toda la ciudad, lo cual logramos con el acompañamiento del municipio y de la comunidad que aceptó la propuesta, que nos dio el sí”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus