El Diario del centro del país

Puro Paz, un verdugo de mexicanos

El boxeador radicado en esta ciudad, le contó a EL DIARIO que sufrió por la altura, pero igual pudo ganar ampliamente (foto, gentileza Zanfer)

El boxeador nacido en Pozo del Molle, pero radicado en nuestra ciudad, derrotó por nocaut técnico en el noveno asalto a Jorge “Maromerito” Páez, en pelea revancha. La pelea se realizó en la ciudad de México

Festeja José Paz. El púgil volvió a ganar en México (foto, gentileza Zanfer)

El Puro se quedó también con la revancha. El púgil de Pozo del Molle, radicado en nuestra ciudad, José Carlos Paz le ganó el sábado por la noche en ciudad de México a Jorge “Maromerito” Páez, en el combate estelar de la velada realizada en el Deportivo de los Trabajadores del Metro.

La pelea era revancha de la que Paz había vencido por puntos el 7 de octubre de 2017 (disputada en Tampico) y fue nuevamente el “Puro”, el ganador del pleito, aunque esta vez por nocaut técnico, cuando el reloj marcaba el 1m 57s del noveno capítulo.

La zurda de Paz conecta al mentón del mexicano. El Puro le ganó todos los rounds al Maromerito (foto, gentileza Zanfer)

En el combate, Jorge “Maromerito” Páez, hijo de una leyenda del boxeo mexicano del mismo nombre, dejó mucho que desear y fue superado ampliamente por Paz. Cuando promediaba el noveno asalto, al no responder el castigo que recibía por parte del mollense, el árbitro Gelasio Pérez decidió por detener la pelea y declarar ganador al Puro.

“El verdugo de mexicanos” fue el mote que se ganó José Paz, según las principales publicaciones de boxeo de aquel país e inclusive en redes sociales. Al menos así fue presentado previo a la pelea del sábado. El Puro que pesó 69,600, sumó su cuarta presentación consecutiva en tierras aztecas con 3 triunfos y 1 derrota (ante el actual campeón mundial Jaime Munguía). Ahora su record indica que lleva 31 peleas, de las que ganó 23 (13 antes del límite), 7 derrotas y 1 empate.

Jorge Páez Jr  (69,500 kg), recibió fuertes críticas durante el combate y una nueva derrota ante Paz, lo dejó en un tobogán que lo depositará muy cerca de su retiro, a pesar de tener 30 años. Ahora su récord quedó con 64 peleas, de las que se impuso en 40 (24 antes del límite), 12 derrotas y 2 empates.

La velada organizada por la empresa Zanfer y transmitida por Azteca 7 (no pudo verse en Argentina), tuvo a estos dos contrincantes en la pelea principal, donde Paz cosechó un triunfo más en territorio mexicano, y desnudando las debilidades del Maromerito, quien a su vez, mostró escasos argumentos como para merecer otro resultado que no fuera la derrota.

En la combate fue Paz el que siempre fue al frente, conectó las mejores manos, algunas con mucha precisión y en diferentes planos. En al menos tres pasajes de los casi nueve capítulos, Paz estuvo muy cerca de derribar a su rival.  Yendo adelante, a veces sin imponer mayor intensidad a su plan, le dio una paliza al Maromerito, a tal punto que cuando recién transcurría el quinto round era amplia la ventaja que se observaban en las tarjetas.

Páez, valiente como buen exponente del boxeo azteca, propuso por momentos algunos cruces peligrosos, supo asimilar el castigo del argentino, pero no pudo responder. En los últimos momentos del combate se limitó a soportar de pie el castigo, sin dar respuestas.

Ya sobre el filo de los 2 minutos del noveno asalto, luego de un amplio dominio del púgil radicado en nuestra ciudad, al no tener respuesta de su rival, el árbitro se antepuso entre ambos contrincantes y sujetó con un brazo al Maromerito, mientras que con el otro indicaba el “no va más”.

Triunfo amplio del Puro Paz (1ro. en el ranking argentino de los superwelter) que volvió a dejar una buena imagen en tierras aztecas, y sumó un nuevo triunfo a su trayectoria profesional.

 

Después de la pelea

 

Luego del combate realizado en la ciudad de México, minutos después que el Puro Paz llegara al hotel, EL DIARIO dialogó algunos minutos con el boxeador.

-¡Qué triunfo, Puro!

-Sí. Me costó por la altura (N. de la R.: más de 2.200 metros sobre el nivel del mar) que hay acá en México, pero ganamos y eso es lo que importa.

-¿Qué tal pelea? La ganaste antes del límite.

-No lo tiré. El árbitro paró la pelea. Le gané todos los round. Jorge Páez es un buen boxeador y pega duro. Los dos terminamos con cortes en los rostros.

-Sumaste un triunfo más en México. ¿Sabías que algunos medios de allá ya te llaman “El verdugo de mexicanos”?

-Jajaja (se ríe). Qué lindo es ganar acá.

-¿Después de la pelea pudiste hablar con Zanfer, el organizador de la velada?

-Solo me dijo que ahora iba a hacer boxeo en Argentina.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

“En gran parte, se acomodó la economía de la institución”

Mercedes Dagna

Día clave para el futuro de los trabajadores de la metalúrgica

Juan Pablo Morre

Le arrebató el liderazgo

Alexis Loudet