Que se venga el vino

Si el vino viene, viene la vida, cantaba el finado Guarany, que dios lo tenga en la gloria. De mucho de eso se aferran los mendocinos, quienes cada marzo festejan el final de la cosecha con la Fiesta Nacional de la Vendimia. Un evento que es amo y señor en la provincia cuyana, y que celebra las virtudes de la vid y su peso económico, social y simbólico en las tierras vecinas a la cordillera. La edición 2017 ya se siente: será del próximo viernes al lunes 6, en las calles de la capital, y en el Anfiteatro Frank Romero Day.

En concreto, el festival se divide en distintos eventos, uno más colorido y multitudinario que el otro: La Vía Blanca de las Reinas (viernes 3), el Carrusel de las Reinas (sábado 4), el Acto Central (también el sábado), la llamada “Segunda Noche de vendimia” o “Primera Repetición” (domingo 5) y la “Segunda Noche de Vendimia” o “Segunda Repetición” (lunes 6).

 

Vía Blanca y Carrusel de las Reinas

La Vía Blanca de las Reinas marca el inicio de la Fiesta (que en rigor se da en el día de hoy con la Bendición de los Frutos, previa de los números centrales), la noche del viernes a partir de las 21 horas. Entonces, una espectacular caravana de la que participan las 20 carrozas que representan a cada uno de los departamentos de Mendoza, copa las calles céntricas. Colorido y algarabía para recibir los bólidos esmeradamente decorados, que transportan en sus alturas a las candidatas a reina de todos los departamentos.

En tanto, el sábado al mediodía se realiza el Carrusel de las Reinas, que repite la fórmula del viernes pero claro, a plena luz del día. Es todavía más familiar el asunto (menos “etílico” si se quiere) y más abundante en postales: a las carrozas de cada departamento, se agrega el paso de centros tradicionalistas (con carruajes, sulkys y atuendos haciendo juego), murgas, bandas de música de todo tipo (la de la policía es todo un clásico), la imagen de la Virgen de la Carrodilla (la “Patrona de los Viñedos”), ballets folclóricos y colectividades de inmigrantes varios.

Vale destacar que en sus dos jornadas, los desfiles llegan a convocar a más de 400 mil personas.

 

Acto Central y “Repeticiones”

En las adyacencias del Cerro de la Gloria, se alza impoluto el Anfiteatro Frank Romero Day. El también conocido como “Teatro Griego” es anfitrión del Acto Central, evento medular de cada Fiesta de la Vendimia. Se trata de un impresionante espectáculo artístico que destaca por la coreografía de los bailarines y actores en escena, y los juegos de luces y sonido. Tremendo despliegue escénico que lleva más de un año y medio de preparación. La temática escogida para este año es “Vendimia en la piel”.

Finalmente, la primera y segunda repetición (domingo y lunes, respectivamente), vuelven a aprovechar las bondades a cielo abierto del Teatro Griego para continuar con la fiesta. Al espectáculo presentado en el “Acto Central” se agregan solistas, bandas y ballets de todos los géneros.

Mucha música y mucha gente para darle la despedida a la Vendimia. El domingo con un homenaje a los 50 años del rock argentino, luna en la que los protagonistas serán David Lebón, Juan Carlos Baglietto, Lito Vitale, Hilda Lizarazu, Juanse y Miguel Mateos. El lunes, por su lado, aporta folclore a la causa, siendo números estelares Los Nocheros y Raly Barrionuevo.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus