Reclaman respuestas a los funcionarios

Ante la falta de respuestas, los Fraternales iniciaron la reparación de la vereda, pero lo padecen

Carta abierta pidiendo respuestas

Carta abierta a los funcionarios de la Municipalidad de Villa María

 

Señor director:

La Directiva del Centro de Jubilados Fraternales, en el año 2016, decide hacer la vereda nueva de su local, dado que se encontraba en mal estado, debido a los árboles cuyas raíces, levantan las mismas. Solicitamos por nota la extracción de los mismos, no tuvimos respuesta.

En enero de 2017 volvimos a reclamar lo mismo, y nuevamente el silencio total, poniendo de manifiesto una falta de respeto y consideración hacia la institución y su directiva.

El 31 de julio del mismo año, también por Mesa de Entrada, dirigida a la Secretaría de Desarrollo Urbano de la Municipalidad, solicitamos el arreglo de las veredas donde funciona Seguridad Ciudadana, que se encuentra en mal estado y donde se producen tropezones y caídas de los vecinos y abuelos que concurren a nuestro centro.

A esta altura del año y no tener solución alguna a nuestro pedido, la Comisión Directiva decide construir la vereda. Ahí comienza un nuevo capítulo de esta historia, impotencia, bronca, falta de respeto y de saber que ni nos tienen en cuenta para nada, siendo que nuestro trabajo social es en silencio y sin pedir nada a cambio, pero sí mandan a los inspectores a labrarnos actas por cualquier motivo.

Señores funcionarios municipales, comiencen a prestarnos un poco de atención. No se olviden que también llegarán a viejos, si es que llegan, y querrán ser respetados y escuchados. Pónganse las pilas de una vez y así veremos una sociedad unida.

 

Risieri Bettiol (presidente) y Lidia Silva (secretaria) del Centro de Jubilados y Pensionados Fraternales.

 

“…comiencen a prestarnos un poco de atención. No se olviden que también llegarán a viejos… Pónganse las pilas”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus