El Diario del centro del país

Reconocieron trabajo hecho por alumnus del Profesorado de Educación Tecnológica

Flavia Lépore y Agustín Biagioli, quienes expusieron su trabajo en la instancia nacional de la feria. En la parte inferior de la imagen, a la izquierda, se observa la compostera que, junto a cuatros compañeros más, elaboraron para el tratamiento de residuos domiciliarios

Inescer Dr. Angel Diego Márquez – En la Feria Nacional de Innovación Educativa

El Ministerio de Educación de la Nación premió el proyecto elaborado por estudiantes de cuarto año, que trata sobre la problemática de la acumulación y el tratamiento de residuos domiciliarios

 

En el marco de la Feria Nacional de Innovación Educativa, el Ministerio de Educación de la Nación realizó un reconocimiento especial hacia un proyecto elaborado por seis alumnos de cuarto año del Profesorado de Educación Tecnológica que se dicta en el Instituto de Educación Superior del Centro de la República (Inescer) Dr. Angel Diego Márquez.

Se trata de un trabajo titulado “La huésped compostera y sus anécdotas ambientales”, elaborado por Agustín Biagioli, Flavia Lépore, Romina Conti, Yamila Giménez, Silvina Britos y Lucrecia Conrero en el marco de un proyecto interdisciplinario integrado por las materias Tecnología de la Producción Agropecuaria, Tecnología de la Producción Industrial y Práctica Docente 4.

De todos ellos, Biagioli y Lépore viajaron a Córdoba para mostrar lo realizado en la instancia nacional y realizaron la exposición que valió la mención otorgada por la cartera educativa nacional.

Sobre el proyecto, María Eugenia Alassia, docente a cargo de la materia Tecnología de la Producción Industrial, relató a El Diario que “se trata de una propuesta didáctica para la enseñanza de la problemática de la acumulación y el tratamiento de residuos domiciliarios”.

“Lo que se propuso en el trabajo, a través de diferentes propuestas didácticas para llevar a cabo dentro del aula, fue utilizar una compostera para tratar esos residuos en cada hogar”, amplió.

Sobre el mencionado dispositivo, la docente explicó que “es un artefacto tecnológico y casero muy simple que permite degradar los residuos orgánicos en el domicilio, utilizando la producción de un residuo orgánico llamado vermicompost, que es el abono que se genera a través de la degradación de los residuos con lombrices californianas, las cuales favorecen la producción de ese abono que se obtiene luego del proceso de compostaje”.

Al mismo tiempo, relató que “esa compostera fue utilizada para la enseñanza de distintos contenidos en el área de la Educación Tecnológica, en los niveles Inicial, Primario y Secundario”.

“Para validar estas propuestas, llevamos a cabo dos talleres. Uno fue en el Inescer, con estudiantes de sexto y séptimo año de distintas escuelas de la zona, y otro con alumnos de primer grado de la Escuela José Ingenieros”, comentó, al mismo tiempo que sostuvo: “En ambos casos, la compostera fue utilizada como disparador de contenidos en el área de la Educación Tecnológica”.

 

Cómo fabricarla

En otra parte de la entrevista, Alassia aseguró que “la compostera que nosotros utilizamos es muy simple de elaborar. Básicamente consiste en tres baldes de plástico que se superponen”.

Al respecto, detalló: “El balde inferior recepta los líquidos que se producen durante el compostaje. Ese líquido también tiene un valor nutritivo y puede ser utilizado como fertilizante luego de diluirlo”.

“En el balde del medio se coloca la tierra con las lombrices californianas, que se pueden obtener, por ejemplo, en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), en los programas ProHuerta del INTA o en criaderos de conejos”, continuó.

Y finalizó la explicación señalando: “En el balde superior, que debe tener una humedad controlada, deben colocarse los residuos orgánicos. Para tener más precisiones sobre esta etapa, hay manuales de compostaje elaborados por el INTI que explican qué residuos se pueden agregar y en qué cantidades”.

Al mismo tiempo, aclaró: “Las lombrices son las que se encargan de obtener el compost, que es un material orgánico de color negro, parecido a la tierra, que es de muy alto valor para los cultivos”.

“Hay muchos modelos de composteras, pero el elaborado por estos estudiantes es bastante limpio y puede ser portable”, aclaró.

 

Antes del reconocimiento

En la parte final de su testimonio, sobre los pasos previos a la exhibición del trabajo en la instancia nacional, la docente a cargo del proyecto relató: “Todo empezó con la participación en una feria zonal que se realizó en Villa María durante el mes de septiembre”.

“En esa instancia, el único cupo que había para proyectos de formación docente fue obtenido por este trabajo, lo que otorgó la posibilidad de participar de la instancia provincial”, agregó.

Seguidamente, manifestó: “En esa instancia, se seleccionaron 48 trabajos de todos los niveles, de los cuales solamente tres, entre ellos el nuestro, pertenecieron a la formación docente”.

“Esos 48 trabajos conformaron la delegación Córdoba que representó a la provincia durante la Feria Nacional de Innovación Educativa”, añadió.

Por último, indicó que “en esa feria, desarrollada en la capital provincial del 26 al 30 de noviembre, se compartieron todas las producciones, entre las que el de nuestra compostera obtuvo el reconocimiento por parte del Ministerio de Educación de la Nación”.

“Cabe destacar que en esa instancia participaron cerca de 1.200 proyectos de todo el país, de todos los niveles y modalidades del sistema educativo, e incluso de países como Perú, Colombia, Ecuador y México”, concluyó.

 

Ciclo Lectivo 2019

Desde el centro educativo se aprovechó la ocasión para informar a la comunidad que se encuentran abiertas las inscripciones 2019 para la oferta técnica y de formación docente de la entidad.

Para más información, se deberá acudir a la sede del Inescer, situada en bulevar España 1098, o bien visitar la página web www.inescer.edu.ar.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

“En una final así no hay favoritismo”

Mercedes Dagna

Frossasco nombrado director en la Agencia Córdoba de Inversión

Juan Pablo Morre

Talleres que no son solamente para alumnos

Mercedes Dagna