Rosa y su hija no tienen dónde vivir

Serán desalojadas y piden ayuda

La situación Rosa Mansilla (foto) y su hija de 14 años, se complica cada jornada un poco más.

Luego de dar a conocer en EL DIARIO, que le denegaron una jubilación por invalidez que tramita desde hace años en el ANSES y haber recibido, casi al mismo tiempo, una carta documento remitida por los propietarios de la casa que alquila, otra situación desagradable promete más inconvenientes.

Es que mañana, la mujer y su joven hija (cumple 15 años en el mes de agosto), deben abandonar la casa donde actualmente habitan y no tiene otro lugar adonde refugiarse.

En su intentó por encontrar un nuevo hogar, Rosa intentó regresar provisoriamente a su casa paterna, pero allí se encontró con la negativa de sus hermanos que no la dejan ingresar al inmueble.

“Fui a Tribunales y allí me dijeron que hay que hacer una sucesión. Dicho trámite lleva un año aproximadamente”, expresó Mansilla en una carta enviada a nuestra Redacción.

“Fui a la Defensoría del Pueblo y me dijeron que lo único que puedo hacer es llamar por teléfono a uno de mis hermanos”, asegura Rosa antes de exclamar: ¡Necesito ayuda urgente!

Con el tiempo apremiándolas y a tan solo un día para quedar en la calle, la mujer sostuvo que “lo último que me queda es ir a vivir bajo el puente”.

El pedido solidario vuelve a repetirse. Rosa y su hija están a pocas horas de experimentar la lamentable experiencia de no tener un techo que las ampare. Ellas esperan por soluciones que ruegan aparezcan de inmediato.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus