Se le escapó en el último tiro

Ameghino tropezó por primera vez en su casa. Fue por 83-84 ante Oberá. El equipo local tuvo la chance en el tiempo final, pero el triple no quiso entrar

Ameghino la llevó bien en el primer segmento del partido, pero decayó en el tercer cuarto

A Ameghino se le escapó la victoria en el último tiro, con escasos segundos en el reloj y Oberá logró lo que ningún otro equipo había conseguido hasta el momento: ganarle al León en su casa. Fue por 83-84 en un encuentro con un final para el infarto.

Con una Joaquín Baeza inspiradísimo desde la base, Ameghino logró imponerse con facilidad en el primer cuarto. El armador del León fue quien se encargó de encontrar insistentemente a los internos bajo el aro, quienes respondieron con puntos. Juan Abeiro salió temprano con un golpe en el hombro y no pudo retornar, perdiendo así una pieza clave.

Así, la diferencia comenzó a ampliarse con el correr de los minutos, y terminó siendo de 6 al finalizar el parcial gracias a un gran ingreso desde el banco de Laureano Zalio, quien anotó 10 puntos en los cuatro minutos que estuvo en cancha.

Obera encontró su fuente de gol bajo el poste, aunque renegó más que su rival para convertir, ya que los dirigidos por Castro no encontraron directamente resistencia en la zona en los primeros diez minutos, que cerraron arriba por 27-21.

El León clavó 12 de los 22 puntos que convirtió en el segundo parcial a través de bombas de larga distancia, aprovechando la alta efectividad de la que gozó.

La visita ajustó en defensa, salió a tomar arriba, y logró recortar la diferencia hasta ponerse a cinco. Pero Ameghino apretó nuevamente el acelerador y con un parcial de 8 a 2 apaciguó las intenciones de remontada del rival y cerró 49-42.

El tercer cuarto fue todo para la visita. Ameghino pareció perder la memoria y se quedó sin gol. Esto fue, en gran parte, por mérito de Oberá que apretó en defensa y estuvo mucho más agresivo en ataque.

Cuando habían corrido menos de cuatro minutos, los dirigidos por Torre se pusieron al frente y no largaron el más el liderazgo hasta el cierre del encuentro. El tercer periodo lo cerró Oberá a su favor 60-64.

Los de Misiones, lejos de aflojar, consiguieron su máxima diferencia cuando quedaban 4´por jugar en el cronómetro, mientras León sufría la falta de efectividad; pero cuando el reloj empezó a apretar, sacó a relucir su temple para volver a ponerse en juego.

A pura defensa, y luchando en cada ofensiva, remontó los 11 puntos de distancia y puso pardas cuando restaba menos de un minuto para el cierre (82-82).

El final fue infartante. Primero, el León se puso arriba por 83-82 con un simple de Santiago Iglesias. Luego, Chris Hooper marcó sus dos libres para poner nuevamente a su equipo al frente, por 83-84 y la última pelota, para quedarse con el triunfo, fue para el León.

Con 12 segundos, Ameghino la trabajó bien, y logró un tiro cómodo, pero el triple de Matías Cuello no quiso entrar y determinó la primera caída en su casa, pese a la gran muestra de carácter. Ahora, afrontará dos encuentros como visitante antes de volver a su recinto.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus