Se viene una “final anticipada” y los protagonistas ya la palpitan

Lucas Morre, capitán del Rojinegro

El domingo Colón y Rivadavia confirmaron su paso a “semis”, donde reeditarán una nueva edición del clásico cabralense. Pablo Torelli y Lucas Morre, del Rojinegro, y Matías Bustamante, del Verde, hablaron de la atrapante serie que se viene

Pablo Torelli, una joven promesa del mediocampo de Colón

Un clásico siempre es especial para los futbolistas y si se da en una instancia de playoff, mucho más. Así lo entendieron algunos de los protagonistas de Colón y Rivadavia, quienes tras confirmar el domingo su pasaje a semifinales, donde reeditarán una nueva edición del “derby” cabralense, además de analizar lo hecho por sus equipos en cuartos de final comenzaron a palpitar lo que será una serie atrapante.

En primer lugar, el mediocampista Pablo Torelli, quien fue titular en Colón ante algunas bajas que presentó el equipo de Martín Conti durante la revancha frente a Sportivo FC de Pozo del Molle, aseguró: “Fue un partido duro, pero supimos jugarlo y aprovechamos los momentos que tuvimos para convertir los goles con los que ganamos y ya estamos metidos en semifinales”.

“Estos partidos hay que jugarlos con mucha entrega y muchas granas, porque no se juegan todos los días”, opinó.

A la vez destacó que “a Sportivo FC le metieron cinco coles en toda la fase clasificatoria y nosotros le metimos la misma cantidad en la serie de cuartos de final”.

“Eso habla bien de nosotros, porque aprovechamos los momentos de cada partido para meterla”, analizó.

Ya de cara a los dos partidos que se vienen ante Rivadavia, Torelli manifestó: “Será una linda serie para jugarla y si me preguntan dónde jugar prefiero hacerlo en nuestra cancha y no en Plaza Ocampo”.

“En casa nos hacemos fuertes, sacamos allí la mayoría de los puntos”, sostuvo y finalizó diciendo: “Le dedico esta clasificación a mi mamá, a mis abuelos y a mi viejo que está en el cielo”.

 

“Meterse en la final”

Lucas Morre, capitán del Rojinegro

Por su parte, su compañero y capitán Lucas Morre, quien el domingo regresó a la titularidad tras ausentarse los anteriores dos partidos por acumulación de amarillas, indicó: “Estuvimos muy finos a la hora de definir y creo que terminamos siendo claros ganadores de la serie, para meternos en la semifinal”.

“Llegamos a esta revancha algo diezmados, porque nos faltaban jugadores claves del equipo titular, pero, como les dije a los chicos en el entretiempo, estoy muy satisfecho con lo que hicieron, porque la rompieron”, remarcó, señalando además que “los más grandes teníamos que poner orden y los más jóvenes la intensidad del juego y así terminó pasando”.

Sobre lo que fue la serie ante los de Pozo del Molle apuntó también: “Ganamos merecidamente contra un rival que había ganado la rueda clasificatoria, mientras que nosotros habíamos entrado a los playoffs por la ventana, pero sabemos lo que tenemos y el recambio que este equipo tiene”.

Ya de cara a lo que serán las semifinales, Morre dijo: “Ahora se viene una serie contra Rivadavia, el rival que siempre espera nuestra gente, por lo que vamos a tratar de hacer lo mejor y de trabajar el partido tranquilos, porque la serie dura 180 minutos y no hay que desesperarse”.

“La idea es superar a Rivadavia y meterse en la final. Eso lo pensamos desde que arrancamos el campeonato, pero sabíamos que estábamos en la ‘zona de la muerte’, y encima tuvimos dos cruces interzonales muy duros ante San Lorenzo de Las Perdices y Atlético Ticino”, analizó y concluyó expresando que “de todos modos estamos en un club que te lleva a ser protagonista y eso nos llevó a estar donde hoy estamos”.

 

“Ganarla como sea”

Por último, en diálogo con Radio Show (FM 106.5), Matías Bustamante, mediocampista de Rivadavia, sobre el triunfo de su equipo ante el Atlético Ticino señaló: “Creo que fuimos justos ganadores del partido y de la serie. Tuvimos las chances más claras y cuando tuvimos que convertir lo hicimos, fuimos muy superiores”.

“Llegamos a la revancha con el triunfo de la ida y jugamos un poco con eso, pero concretamos cuando se nos presentó la oportunidad de hacerlo”, dijo.

Matías Bustamante, volante de Rivadavia

Para más, analizó: “Sabíamos que Atlético Ticino iba a venir a nuestra cancha con la desesperación de dar vuelta la serie y que nosotros íbamos a tener que aprovechar los espacios que el rival nos dejara”.

“Tenemos dos delanteros muy rápidos, como Gayoso y Zalazar, y los aprovechamos para liquidar la serie”, destacó.

De cara a lo que se viene, Chuchú marcó: “Uno siempre se propone pelear por el título, más aún viendo la calidad de jugadores que tenemos, pero a eso hay que demostrarlo dentro de la cancha y gracias a Dios se nos están dando las cosas”.

“Es muy lindo poder jugar una semifinal frente a Colón. Sabíamos que estaba la posibilidad de enfrentarlo en la próxima instancia y teníamos muchas ganas de hacerlo”, confesó y agregó: “Va a ser una final anticipada y tendremos que ganarla como sea”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus