“Siempre combatí la trampa en el fútbol”

“Se están buscando todos los mecanismos para terminar la trampa y todo lo que afea al fútbol”, detalló Crespi

El instructor nacional de árbitros visitó la ciudad, brindó una charla y dejó sus conceptos sobre las modificaciones, la realidad del arbitraje nacional y el uso de la tecnología

“Se están buscando todos los mecanismos para terminar la trampa y todo lo que afea al fútbol”, detalló Crespi

Invitado por la Asociación Villamariense de Arbitros de Fútbol (AVAF), el instructor nacional Juan Carlos Crespi brindó una disertación en la ciudad sobre la implementación de las modificaciones en las reglas de juego.

El exárbitro internacional e integrante, por casi una década, de la Escuela de Arbitros de AFA, volvió a la ciudad después de varios años, ya que fue profesor en los recordados cursos nacionales que se llevaron a cabo en Villa María.

“Generalmente voy donde me invitan, dejé de estar en AFA (2015) tras finalizar mi contrato porque me jubilé y me fui y hoy estamos enseñando a enseñar”, apuntó, en el principio de la charla con EL DIARIO y Radio TV Mirate, con Crespi y previo a brindar su conocimiento a los referís locales en la Medioteca.

A continuación, brindó sus conceptos a diferentes aspectos del arbitraje, y de la temática que vino a desarrollar la ciudad, entre otros puntos.

-¿En qué hace enfoque específicamente la capacitación que desarrolla?

-Es sobre todas las modificaciones que rigen a partir de junio de este año; hay algunas que son sencillas, otras que son complejas, y tratamos de darles todas las herramientas y explicaciones que correspondan para que los árbitros, cuando tengan que tomar una decisión, sepan qué tienen que hacer”.

Y cuando digo compleja es porque hay que tener mucho cuidado. Hoy, estando fuera o adentro de la cancha, usted puede ser sancionado técnica y disciplinariamente. ¿Y a los jugadores solamente?, no. A los jugadores, sustitutos, sustituidos, personal técnico y cualquiera que figure en la planilla del partido pueden ser sancionados; y cuando digo técnica puede ser hasta un tiro libre directo o un penal en su contra. Y si me preguntan: ¿cómo le van a cobrar un penal a un entrenador? Respondo que sí, le vamos a sancionar un penal a un entrenador.

O sea, se están buscando todos los mecanismos para terminar la trampa y todo lo que afea al fútbol. Y la FIFA y Board, que es el que legisla, están haciendo esto para terminar con la trampa que nosotros, entre líneas, le decimos picardía. Y la FIFA no quiere saber nada de la viveza, la picardía, porque su fair play es su bandera, y entonces los árbitros tendrán que ponerse a tono con esa exigencia y prepararse para poder responder de la manera que corresponda cuando sea necesario”.

-¿Y cómo hay que hacer para que todo el contexto del fútbol tenga cabal conocimiento de estás modificaciones?

-Ese es el gran problema. Es decir, cómo le vamos a hacer entender a la gente que puede suceder que un equipo convierte un gol, se lo anulé y terminé cobrándole un penal en contra. Bueno, es lo que ha cambiado. Entonces, ¿quién lo sabe? Los árbitros e instructores tenemos la obligación de saberlo y el mundo del fútbol: dirigentes, entrenadores y jugadores. Por lo que hay que tomar conocimiento de los tipos de nuevos riesgos que tienen, como así también el periodismo tiene que tener un conocimiento exacto, y hacerle llegar a la gente la información que corresponda porque, cuando se habla de las reglas de juego, hay que fundamentarlas”.

Por lo que estoy de acuerdo con todo lo que ha hecho la International Board porque soy un defensor a ultranzas en contra de la trampa, la viveza, simulación, del invento y de todas esas cosas que afean al fútbol, que es un deporte tan lindo y pasional. Siempre las combatí. Lo hice como árbitro, como instructor ahora y cada vez que tenga que enfrentarme con un auditorio y contra quien sea”.

-Y en cuanto a la aplicación de la tecnología, ¿está de acuerdo?

-Estoy parcialmente de acuerdo. Que la pelota entró o no, que fue gol o no, en eso estoy de acuerdo. En lo que no estoy de acuerdo es en toda esa pantomima que se hace, que un tipo que está mirando la televisión y, si una pelota rozó en un brazo, para el partido, le dice al árbitro “me parece que hubo una mano”, y el árbitro tiene que parar el partido uno, dos o tres minutos, ir a mirar y después decidir. Entones, es muy difícil porque esto le quita lo que es la esencia en sí al fútbol, la creatividad, la habilidad, y la posibilidad a aquel que es superior a su adversario. Por lo que, en casos especialísimos como los que digo, estoy de acuerdo, pero no comparto que me paren a cada rato, que me digan que pasó esto, que fue arriba, abajo, afuera. El día que me lo fundamenten, que sea ágil y que en un minuto se soluciona todo, otra será mi respuesta. Pero hoy, así, como pasó el otro día en Holanda, que estuvieron cinco minutos para tomar una medida de anular un gol que se convirtió en un área, e ir al otro lado, y sancionar un penal, no estoy de acuerdo para nada. Es mi opinión.

-¿Cómo se gestionan nuevos árbitros y cómo es la situación de los árbitros del interior del interior?

-La AFA desde hace muchísimos años a federalizado el fútbol. Por lo que la mayoría de los futbolistas que están hoy en Primera división son del interior, al igual que los árbitros. Lo que tienen que tener los árbitros es capacidad, preparación, compromiso, responsabilidad y un cuerpo didáctico de escuelas de árbitros formadas con recursos para prepararlos. Que es lo que falta y es la gran falencia que tenemos. No hay todavía la cantidad de instructores capacitados como para formar un árbitro para eyectarlo a un fútbol de Primera división. Y por eso estamos trabajando desde Buenos Aires con muchos instructores para darle todas las herramientas de cómo se debe enseñar y debe estar preparado para ese rol, ya que los instructores tienen, además de enseñar, la obligación de dar respuestas, no opiniones. Como los árbitros tienen la obligación de dar respuestas en el terreno de juego con el fallo que corresponda, tanto técnica como disciplinariamente, si corresponde.

-Y, por último, ¿qué análisis tiene del arbitraje nacional, y sobre el arribo de (Horacio) Elizondo en la designaciones?

-El nivel no es muy parejo, hay algunos que sobresalen más que el resto, pero en general, es bueno. Hay árbitros jóvenes, a quienes en su gran mayoría los conozco porque fueron alumnos míos, que son muy buenos valores, con proyección y tienen la posibilidad que le den la chance de poder mostrarse para a lo mejor tener acceso a cosas más importantes dentro del arbitraje.

Y, sobre Elizondo, todavía no tengo opinión formada porque hace muy poco que está, pero tengo fe que puede andar bien.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus