Sigue grave el chico arrollado

Permanece en terapia intensiva, conectado a un respirador y con pronóstico reservado

Maximiliano Vargas (12) fue trasladado ayer al Hospital de Río Cuarto San Antonio de Padua, donde quedó internado en la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica, debido a su grave estado. Una fuente médica de ese centro de salud dijo anoche a EL DIARIO que “el estado del paciente sigue siendo muy grave, aunque está estable. El pronóstico es reservado. Hay que controlarlo y evaluarlo permanentemente, ya que tiene un traumatismo de cráneo severo, un traumatismo de tórax y fractura de tibia y peroné”, explicó el facultativo. Maximiliano sigue conectado a un respirador mecánico y debe ser sometido a controles permanentes, ya que los valores que detecta el instrumental con el que lo monitorean son bastante elevados, explicó la fuente consultada. En ese sentido, las primeras 72 horas después del ingreso de paciente son, en general, decisivas en su evolución.

El accidente
Cabe recordar que el accidente sufrido por Maximiliano se registró duante los primeros minutos de la madrugada del miércoles, cuando el chico fue embestido por el Volkswagen Gol que conducía un joven de 20 años, en una calle de La Playosa. El impacto dejó tendido al pequeño en la calle, desde donde fue trasladado al centro de salud municipal y luego derivado al Hospital Pasteur de Villa María, adonde llegó en una ambulancia de los Bomberos Voluntarios de La Playosa. En el Hospital diagnosticaron que Maximiliano sufría “hemorragia parietal con contusión pulmonar”, estado que pone en riesgo la vida del chico.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus