“Somos las principales afectadas por la moral y doctrina cristiana”

Cuestionaron a la Iglesia por generar “tensiones” en espacios de resistencia y manifestaciones

Mujeres impulsan la apostasía colectiva – Parten de la base de separar la Iglesia del Estado

Mañana esperan concretar una visita al Obispado para pedir salirse de la Iglesia Católica. “Básicamente no elegimos ser parte a meses de haber nacido, sin conciencia de elección”, afirmaron en diálogo con EL DIARIO

 

En la mañana del próximo jueves un grupo de personas se llegará a la sede del Obispado local para pedir no formar parte de la Iglesia Católica y que quiten sus datos de todo registro existente de esa institución.

La acción es promovida por el grupo Apostasía Colectiva Villa María, que encabezan dos mujeres de la ciudad -que prefieren mantenerse en el anonimato-. En el sitio que abrieron en Facebook explican el paso a paso para aquellos bautizados que no se sienten representados por esa religión y/o rechazan la idea de que el Estado la financie.

“Somos mujeres las que iniciamos la página y el evento, ya que somos las principales afectadas por la moral y doctrina cristiana, que es claramente parte del sistema patriarcal”, aseguraron en un escrito enviado a pedido de un cronista de EL DIARIO.

La apostasía (o el verbo apostatar) implica lisa y llanamente la desafiliación de la Iglesia Católica a través de un trámite administrativo que implica expresar la voluntad por escrito en una carta, acompañada por algunos documentos necesarios.

“La carta exige una respuesta favorable en el término de cinco días, en caso que no suceda, podemos efectuar la denuncia correspondiente en la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales”, explicaron las impulsoras de la actividad.

“Gracias a la Ley Habeas Data Nº 1.633, que es el derecho que tiene toda persona para conocer, actualizar y rectificar toda aquella información que se relacione con ella y que se recopile o almacene en centrales de información, y a la Ley Nº 25.326 que protege dichos datos personales, podés pedir que tus datos sean suprimidos de esa lista mediante el trámite de la apostasía”, agregaron.

 

¿Por qué salirse de la Iglesia?

Los motivos principales que llevaron a este grupo de personas a iniciar esta actividad se relacionan con la separación de la Iglesia del Estado y el anclaje patriarcal de su doctrina.

El patriarcado es el sistema que prima en la sociedad y donde nace la opresión a la mujer, otorgándole ciertos roles “naturales” como la maternidad o el trabajo doméstico como ama de casa.

También cuestionan el poder que otorga tener a tanta gente entre sus registros: “La representatividad otorga poder. Para la Iglesia Católica todo bautizado es católico, está de acuerdo con sus doctrinas y, por lo tanto, utiliza la cifra de bautizados para imponer sus puntos de vista en la legislación y conseguir privilegios (fiscales/económicos y sociales). La institución argumenta que casi el 90% del país es católico y apoya sus doctrinas (boletín AICA Nº 2.500)”.

Consideran “un hecho necesario” que la apostasía sea en Villa María, “donde la institución Iglesia imprime un poder significativo desde lo moral y político, generando tensiones en los espacios de resistencia y al momento de realizar manifestaciones, lo cual impide visibilizar a dicha institución como uno de los principales oponentes al acceso de los derechos anteriormente nombrados”.

Si bien el trámite es individual y personal, decidieron hacerlo en forma masiva “como un acto simbólico y político, entendiendo que los procesos y acciones colectivas generan más fuerza y hacen posible los cambios”.

 

Los requisitos

En la carta que se debe enviar al Obispado, en caso de querer salirse de la Iglesia, se exige la eliminación inmediata y total de los datos personales en el registro que se encuentra en la iglesia o parroquia donde ha sido bautizada la persona.

Deberá ir acompañada por el Certificado de Bautismo o Libreta de Familia Cristiana y el DNI (todo en original y copia).

En Villa María, esta documentación se presenta en Manuel Belgrano 20, con horario de atención de lunes a viernes, de 9 a 12 (edificio del Obispado).

En el texto enviado por el grupo que impulsa la apostasía en la ciudad aclaran:

“El trámite no es exclusivo para ateos o agnósticos, y de hecho hay muchos creyentes y aún cristianos que deciden apostatar simplemente, porque perdieron fe en los dogmas particulares de la Iglesia Católica o porque no comparten la actitud de ésta frente a determinados temas como es el caso de la utilización de fondos públicos para encubrir a dictadores y a toda clase de violaciones a los derechos humanos, oponerse a la Ley de Fertilización Asistida y a la Ley de Matrimonio Igualitario”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus