El Diario del centro del país

Entregarían la Plaza Ocampo para construir la ciudad deportiva

La idea está, ahora deberá ser consensuada con instituciones y deberá pasar por el Concejo Deliberante, según reforzó el intendente en el órgano parlamentario

Gill en el Concejo Deliberante – Otra vez la “canchita” en el eje de un proyecto de envergadura

Lo dijo el intendente cuando habló con periodistas tras el informe de gestión, en donde no había dado ese dato. Durante el accastellismo una iniciativa similar naufragó

Lo que significó uno de los mayores escándalos del ciclo accastellista, volvió a estar ayer en el centro de la escena: el Gobierno local quiere entregar la Plaza Manuel Anselmo Ocampo a cambio de la construcción de una ciudad deportiva.

Ya lo habían intentado Nora Bedano (que también había incorporado en ese plan canje al Salón de los Deportes y a las extierras del Aeroclub en donde hoy está el barrio Ramón Carrillo y el edificio del Hospital Regional Pasteur) y Eduardo Accastello, sin lograrlo por la oposición que se generó. Y Gill era parte del Gabinete de Bedano cuando se persiguió esto.

Ahora es el actual jefe comunal quien quiere concretarlo.

“Hemos decidido convocar a todas las instituciones para, antes de ser enviado al Concejo Deliberante, evaluar y considerar si corresponde y es pertinente, aprovechar la oportunidad para construir una ciudad deportiva con nuevo estadio de fútbol, dos canchas auxiliares, natatorio cubierto, canchas de handball con tribunas, residencias, comedores y espacio cubierto en siete hectáreas de la ciudad”, señaló.

Aclaró que “si esta evaluación es pertinente recién ahí se remitirá al Concejo el estudio integral del proyecto”.

Gill no dijo en el recinto algo que después reveló ante algunos medios de comunicación a pocos minutos de finalizar la sesión legislativa en que brindó su segundo informe de gestión del año: que esta ciudad deportiva comprende la entrega de la Plaza Ocampo.

Hay un escenario muy particular en este contexto. Delfin Polack, actual concejal de Juntos por Villa María y hasta hace poco presidente del Ente de Control de los Servicios Públicos Municipales -rol que le fue propuesto por Gill- es uno de los hombres que, de la mano del exlegislador Jorge Valinotto, logró postergar el canje de la mítica plaza de calle San Juan durante la administración accastellista. El otro firmante del recurso judicial que demoró (y en la práctica frenó) la venta es Omar Rabaglio, precisamente el actual titular del citado ente, alguien que también pertenece al Frente Cívico y quien sucedió a Polack en ese espacio de contralor.

Cabe destacar que finalmente la Justicia había terminado avalando al municipio en su decisión de vender la plaza, pero los tiempos políticos ya habían sepultado la idea, que ahora vuelve a retomar Gill. Es una incógnita cómo reaccionará la oposición, pero se presume que la última sentencia judicial liberará en mucho el camino del oficialismo.

 

El Salón de los Deportes volverá a ser el Mercado Colón

Al finalizar junio pasado, en su primer informe de gestión de 2018 en el Concejo Deliberante, el intendente anunció dos hechos sobre los que hasta ayer pocos datos se conocieron, como el de una nueva Terminal de micros urbanos y un nuevo Salón de los Deportes.

“He decidido que la semana próxima ingresará al Concejo para su estudio, un proyecto en conjunto con inversores privados y la Universidad Nacional” para un nuevo salón de los deportes, declaró Gill en su discurso de la víspera.

Especificó que para eso la citada casa de altos estudios donará una hectárea ubicada en la apertura de bulevar España y avenida Jauretche, frente a la escuela PROA que comenzó a construirse recientemente. Y detalló que se hará con aportes privados.

Por su parte, explicó que en el lugar donde se encuentra hoy el Salón, en calle Corrientes y Carlos Pellegrini, “verá la luz -recuperando históricamente el edificio- tal cual fue creado en su momento, el nuevo Mercado Colón”, al que caracterizó como “un espacio gastronómico que aportará la dinámica del turismo y la actividad comercial”.

Apuntó que la iniciativa fue evaluada y que ya hubo tasaciones oficiales “para asegurar las equivalencias de ambas inversiones” y que ahora viene la etapa de discusión en el órgano parlamentario.

Quiere que sea “una realidad” el año próximo.

 

En el Centro de Transferencias

También habló de que convocará a instituciones a sentarse en una mesa para evaluar la construcción de una Terminal de micros urbanos refuncionalizando el sector que va de calle San Juan al acceso del Subnivel sobre avenida Alem, es decir en la zona del Centro de Transferencias, algo que ya había indicado en su anterior informe.

Por lo demás, Gill hizo un largo repaso de su gestión -con un video ágil y dinámico-, graficó la dura situación macroeconómica y finalizó con una promesa de que la ciudad “avanzará aún cuando el viento es fuerte”. “Vienen tiempos muy buenos para Villa María”, recalcó y fue muy aplaudido.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Un árbitro con sueños gigantes

Mercedes Dagna

Necesitan tierra y materiales para la construcción de un comedor comunitario

Juan Pablo Morre

“Patricia Gómez nos defraudó y nos engañó”

Noemí Bramardo