El Diario del centro del país

“Soy agradecido de haberlo conocido”

Palabra de excombatiente – Erik Langer y su recuerdo de Fabricio Carrascull

El villamariense se refirió a su amigo y camarada muerto en 1982 en la guerra del Atlántico Sur. “Se llevaba bien con todos… Estaba lleno de proyectos y el destino quiso que pasara algo tan doloroso”, dijo a El Diario

Langer, en una fotografía tomada por uno de nuestros reporteros para el número de abril de La Revista del centro del país, cuya portada fue dedicada a los excombatientes de Malvinas

Vecinos de Hernando y de muchos puntos del país tienen por estos días el corazón mirando al sur y la mente poblada de recuerdos de aquellos días de 1982, cuando seguían con tensión las noticias que llegaban desde el “Teatro de Operaciones” en el que jovencísimos soldados argentinos se enfrentaban a los experimentados uniformados y gurkhas que vinieron del otro lado del Atlántico a plantar nuevamente la bandera inglesa sobre la turba de las islas Malvinas.

La noticia de la identificación de los restos del exsoldado Fabricio Carrascull, oriundo de Hernando, es la que “malvinizó” la actualidad y caló hondo en la geografía nacional. Y también en Villa María, ya que aquí reside un excombatiente que revistaba en la misma división que Fabricio y que, además, era su amigo desde que lo conoció en el Distrito Militar Río Cuarto: Erik Langer.

Como lo contamos en nuestra edición de ayer, Erik tiene una historia muy particular que lo une a Carrascull y su familia (en un viaje al archipiélago, en 2009, recuperó de manera fortuita las imágenes que el soldado fallecido había tomado antes y durante el conflicto bélico, algunas de las cuales los mostraba a ellos mismos).

 

La noticia

Ayer, Langer comentó a El Diario que conoció la noticia jornadas antes que tuviera trascendencia pública, “ya que la hermana de Fabricio, Eleanor, se lo dijo a la mamá, Ucha’, y ella lo comunicó por mensaje a la señora de un veterano, para que todos lo supiéramos” (ver más información en página 17, de Regionales).

Para el villamariense, “este es un momento de sensaciones encontradas; de alegría por un lado y de tristeza por el otro”.

“Pienso en la mamá, fundamentalmente, porque ella había cerrado el círculo hace unos tres años, cuando adoptó y se quedó, por así decirlo, con la idea de que el cuerpo se hallaba en una fosa común, en Pradera del Ganso, y ahora tiene una certeza que le dice que está en el cementerio de Darwin”, expresó.

Y agregó: “Ojalá que la identificación le permita a la mamá cerrar definitivamente lo referido al lugar en el que se encuentra”.

 

Acerca de Fabricio

Sobre aquel chico de apenas 18 años dijo que “se llevaba bien con todos”, para indicar que “él era estafeta, es decir, como asistente del teniente llevaba las comunicaciones de todos nosotros y para todos nosotros… Era muy desenvuelto y muy querido por todos en la división”.

Tal vez fue por eso que al ser abatidos el teniente y dos cabos, se puso al frente de la compañía y nadie dudó en hacerle caso cuando “condujo un contraataque nocturno para permitir el repliegue de efectivos propios”, según se tuvo en cuenta para condecorarlo post mortem.

“En medio de todo me comentaba sus planes de continuar los estudios en la universidad… Quería ser contador, estaba lleno de proyectos y el destino quiso que pasara algo tan doloroso”, comentó Langer.

Y añadió: “Soy un agradecido por haberlo conocido y también por lo que me pasó”.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Se vienen las clases y hacen arreglos en otros dos jardines de infantes

Alexis Loudet

Vandalismo contra la inclusión social

Alexis Loudet

Murió calcinada una familia en un choque

Alexis Loudet