Termoeléctricas en el ojo de la tormenta

En Pilar, las movilizaciones vecinales contra las termoeléctricas han sido mucho más concurridas que la realizada en Villa María

Un juez paralizó la construcción de una central termoeléctrica en Villa Rosa, en el partido bonaerense de Pilar. Y en Luján, el propio intendente paró otra, para pedir estudios de impacto ambiental

En Pilar, las movilizaciones vecinales contra las termoeléctricas han sido mucho más concurridas que la realizada en Villa María

La Justicia Federal hizo lugar a una medida cautelar presentada por un grupo de vecinos de la localidad de Villa Rosa, en el partido bonaerense de Pilar, para frenar las obras de las centrales termoeléctricas que se están construyendo a pocos metros de la localidad de Matheu, en cercanía del límite con Escobar.

En su resolución, el juez de Primera Instancia de Zárate y Campana, Adrián González Charvay, ordenó a la empresa APR Energy SRL a la suspensión de la construcción de una central termoeléctrica, “de su operación y/o ensayos de prueba, y/o acopio de combustible, y/o el indebido uso de aguas subterráneas y/o aguas de red, desvío de desagües naturales, emisión sonora, efluentes gaseosos, vertido de efluentes líquidos, movimiento de suelos, construcción de calles consolidadas, manejo y/o acopio de combustibles”.

Como se ve, el magistrado prohibió el uso del recurso hídrico subterráneo o de la red pública, y ordenó suspender el vertido de efluentes líquidos, todo ello “hasta tanto se dicte sentencia definitiva en las presentes actuaciones” según reza en la disposición judicial que fue oficiada en el día de hoy a las empresas vinculadas con la construcción de las centrales termoeléctricas.

Precisamente, la toma de agua de las napas a través de cuatro pozos es uno de los inconvenientes que subrayan quienes cuestionan a la central que se contruye en tierras del Parque Industrial y Tecnológico de Villa María, dado que no existen estudios precisos sobre la disponibilidad existente en el acuífero subterráneo local.

A pesar de la decisión de la Justicia favorable a sus reclamos, el pasado fin de semana un grupo de vecinos cortó la ruta 25 para visibilizar la problemática que preocupa “a miles de vecinos”, según expresaron en diversos comunicados, según reflejó la agencia de noticias bonaerense InfoGEI.

 

Como Escobar y como Luján

En las últimas semanas, el denominador común entre los vecinos de Pilar con los de otras dos ciudades, es el rechazo a la construcción de plantas termoeléctricas, “por los riesgos que implican estas centrales para la salud de los vecinos”.

En Pilar, ya trascendió que se está analizando “la relocalización de las dos plantas” que se construyeron en el límite con Escobar.

Algo similar está sucediendo en Luján, donde el intendente Oscar Luiciani, decidió paralizar las obras por la presión vecinal.

El decreto del jefe comunal dice artículo 1º: “Como medida preventiva, se establece la paralización de la ejecución de la obra en desarrollo de la central termoeléctrica de la Empresa Araucaria Energy SA […] hasta que se concluya el estudio de impacto ambiental requerido por el Departamento Ejecutivo a dos universidades”.

La medida dispuesta “no implica la adopción de ninguna decisión definitiva” respecto del emprendimiento, aclaró el Decreto 2.224.

La medida hace alusión a la categorización realizada por el organismo provincial de Desarrollo Sustentable y a la zonificación del área de emplazamiento, y señala que “la zona se califica como no apta para la radicación del emprendimiento”.

El estudio de impacto ambiental fue solicitado por el Departamento Ejecutivo a dos universidades nacionales, una de las cuales es la Universidad Nacional de Luján, según publica el portal de noticias Escobarnews.

Sin embargo, vecinos de la zona denunciaron a través de un video publicado en El Civismo que hay actividad en el interior de la planta. En el material se da cuenta de ruidos provenientes de la central, una especie de zumbido, similares a los generados por una turbina.

 

Para el jefe comunal, “No hay ningún riesgo”

EL DIARIO pudo entrevistar en el comienzo mismo de este mes al intendente Martín Gill, con motivo del segundo aniversario de su llegada al Palace Hotel. En ese marco, la pregunta sobre la termoeléctrica no estuvo ausente. Para el jefe comunal, “no hay ningún tipo de riesgo para la población”, porque la Provincia, “que es la titular del recurso subterráneo” realizó “una evaluación” y porque para la construcción del Parque Industrial se tuvieron en cuenta cuestiones relacionadas con impacto ambiental.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus