Todos condenados por tenencia y comercialización de estupefacientes

Los hermanos Carlos y Paola Salgueiro flanquean a su madre, Nélida Saldaño, condenados por vender droga

Dos juicios en la Cámara del Crimen de Villa María

Cuatro personas fueron sentenciadas a prisión por vender droga en Villa María. Tres de los condenados integran una misma familia

 

Una mujer y sus dos hijos, por una parte, y un hombre, por otra, todos domiciliados en Villa María, fueron condenados ayer en distintos juicios por tenencia y venta de narcóticos, sentencia impuesta por la Cámara del Crimen local.

 

Madre e hijos

En uno de los juicios realizados durante la mañana de ayer en los Tribunales de Villa María la Justicia condenó a tres integrantes de una misma familia a tres años de prisión, en el caso de las mujeres en forma condicional, mientras que para un joven la pena será de cumplimiento efectivo.

La sentencia recayó sobre Nélida Saldaño, de 48 años, y sus hijos Paola Alejandra Salgueiro y Carlos Maximiliano Salgueiro, de 27 y 25 años, respectivamente.

Los tres residen en Monteagudo 256, en barrio San Martín, lugar donde el 27 de enero de 2017 se concretó el allanamiento ordenado por la Justicia y durante el cual fueron detenidos las dos mujeres y el joven.

Al respecto, se informó que Saldaño y Paola comparten la vivienda, mientras que Carlos habita un departamento situado en la parte posterior del lote, aunque para el fiscal Francisco Márquez, que pidió cuatro años de prisión, todos estaban involucrados en la tenencia y venta de marihuana y cocaína.

Fue una vecina quien denunció lo que acontecía en la casa y luego la Policía, a través de fotografías y otros recursos, pudo establecer que en el lugar se comercializaban estupefacientes.

La mujer mayor llegó al juicio en libertad, mientras que su hija estaba en prisión domiciliaria, toda vez que se tuvo en cuenta que es madre de tres pequeños niños, necesita trabajar para mantenerlos y en todo momento cumplió con la regla de conducta impuesta.

Durante el debate en la Cámara del Crimen, que fue presidido por la jueza Eve Flores de Aiuto, con la asistencia de los defensores Daniel Volpe y Oscar Pieckenstainer, se aplicó finalmente la pena de tres años de prisión de cumplimiento condicional a ambas mujeres, mientras que el joven deberá permanecer en prisión por el mismo término al disponerse que la condena sea de cumplimiento efectivo.

 

Otra condena

A primera hora, en tanto, también de la jueza Flores de Aiuto en el estrado, un hombre de 37 años fue sentenciado a cumplir una pena de tres años y seis meses de prisión, al comprobarse que estuvo involucrado en ilícitos vinculados a la tenencia y venta de drogas.

En este caso, Marcelo Fabián Pérez, domiciliado en Ramiro Suárez 2680, en barrio Felipe Botta, proseguirá en la cárcel, al constatarse que acopiaba marihuana y cocaína, sustancias que destinaba a la comercialización.

Como en el caso anterior, el fiscal Márquez solicitó una pena de cuatro años de prisión, mientras que la defensora del reo, Silvina Muñoz, pidió que se le impongan tres años, al tiempo que volvió a declarar la inconstitucionalidad de la petición realizada por el acusador como ya lo hizo en otras oportunidades.

En definitiva, la jueza resolvió que no correspondía ni tres ni cuatro años, sino que fijó una condena de 42 meses, por cierto, que Pérez deberá cumplir en el penal de barrio Belgrano.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus