Tras 50 días de internación, dieron de alta al policía accidentado en julio

Maximiliano Bertoldo, durante la entrevista con Canal 2 de Bell Ville

Bell Ville – Maximiliano Bertoldo agradece al Hospital Ceballos

Maximiliano Bertoldo se salvó por milagro tras sufrir un choque en la autopista, en el que murió su compañero el agente villanovense Luis Alberto “Tanque” Pérez

El 16 de julio de este año, un grupo de efectivos policiales que hacían un control en la autopista, a la altura del kilómetro 536, entre las ciudades de Ballesteros y Morrison, fueron embestidos por un vehículo, lo que causó la muerte del agente Luis Alberto Pérez, a la vez que en el mismo hecho resultaron con graves heridas otros policías.

Uno de ellos fue Maximiliano Bertoldo, quien fue dado de alta recientemente después de permanecer 29 días en coma y 50 de internación en total.

Al salir del Hospital Ceballos, de la ciudad de Bell Ville, el Policía de la Caminera en cuestión no dudó en calificar a su recuperación “como un milagro” y la prueba “de que Dios existe”.

Todavía tiene secuelas del choque. Por ejemplo, perdió la memoria a corto plazo, pero los profesionales de la salud le aseguraron que con el tiempo mejorará. También le faltan tratamientos e intervenciones quirúrgicas para terminar de recuperarse de una de las fracturas que padeció, así como también de la afección en sus ligamentos.

La televisión bellvillense, particularmente el Canal 2, entrevistó al agente de Policía junto a su familia. Todos agradecieron el acompañamiento de la fuerza, el accionar de los Bomberos Voluntarios de Ballesteros, quienes hicieron el traslado con celeridad, lo que le dio más chances de recuperarse, así como también a los médicos del Hospital Ceballos.

“Me dicen que estuve muy grave”, señaló Maximiliano Bertoldo a la televisión. Del día del accidente recuerda muy poco, solo que estaban haciendo un acta de infracción cuando de repente sintió el impacto.

Natalia Bertoldo, la hermana de Maximiliano, dijo que no tiene más que agradecimiento para todos los que posibilitaron la recuperación del agente. “Desde las chicas que limpian el hospital hasta el doctor Santiago Bondone y todo su equipo, se portaron todos muy bien. De todos modos, fueron 29 días de angustia porque Maximiliano no se despertaba y los partes médicos decían que seguía estable, pero nosotros no sabíamos qué iba a pasar”.

 

El choque

Sobre el accidente de esa jornada, cabe decir que intervino la Fiscalía de Bell Ville, imputando al conductor Matías Alvarez por el delito de “homicidio culposo y lesiones culposas”.

El hombre, oriundo de la ciudad de Rosario, venía conduciendo, según las pericias, un Peugeot 308 a una velocidad de 140 kilómetros por hora, cuando perdió el control del rodado y en una marcha zigzagueante embistió al camión al que se encontraban multando los agentes de la Caminera.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus