Tras las vacaciones, habrá paro de los docentes universitarios

Juan Carlos “Camilo” Torres (a la izquierda del rector Negretti), secretario General del gremio de los docentes de la Universidad Nacional de Villa María fue uno de los firmantes del comunicado que da a conocer las razones de la medida de fuerza

ADIUVIM – En la UNVM no iniciarán las clases normalmente en el segundo cuatrimestre

Los gremios que nuclean a los docentes universitarios decretaron un paro de 48 horas a partir del 6 de agosto, fecha en que se retoma la actividad tras el receso invernal

En el año del Centenario de la Reforma Universitaria de 1918, la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUN) y una treintena de organizaciones sindicales de base entre las que se encuentra la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Villa María (Adiuvim), emitieron un comunicado  en el que informan que no darán inicio al segundo cuatrimestre en “defensa de la universidad pública, contra el regreso del FMI a la Argentina y contra el ajuste en las políticas sociales y educativas”, además del reclamo de “salarios dignos y plena vigencia de las conquistas de los trabajadores”.

La medida dispuesta consta de un paro de 48 horas, con cese total de actividades a partir del 6 de agosto “como primera medida de fuerza hasta tener una propuesta salarial digna por parte del Ministerio de Educación de la Nación, que contemple la inflación y el cumplimiento del Convenio Colectivo de Trabajo y la recomposición del nomenclador docente”.

También resolvieron realizar una asamblea interclaustros “para generar estrategias y acciones conjuntas entre los trabajadores docentes, no docentes y estudiantes”.

Convocaron a una marcha nacional universitaria “en defensa de la universidad pública y contra el ajuste”, sin fecha definida.

En el cuarto punto del comunicado le exigen “al ministro de educación el cumplimiento del envío de las partidas presupuestarias a las universidades nacionales, dado que hasta hoy ya se adeudan cinco meses de gastos de funcionamiento”.

Por otra parte, repudiaron el drástico recorte presupuestario aplicado por la cartera educativa a las casas de estudios “en materia de obras de infraestructura y para afrontar los gastos generales severamente castigados por la escalada inflacionaria y los salvajes incrementos en las tarifas de los servicios públicos”.

Un decreto polémico

Otro de los puntos que incluye el comunicado de FEDUN es el referido al rechazo del decreto 632 firmado por el presidente Mauricio Macri, por el cual pretende el Estado “ahorrar” 20 mil millones de pesos.

El polémico punto del decreto es el que define que los convenios vigentes celebrados entre el Estado y las universidades nacionales, provinciales, privadas u otras instituciones de enseñanza pública, quedarán sin efecto a partir del 1 de enero de 2019.

“Eliminando las consultorías de las universidades con el Estado nacional y profundizando el plan de ajuste público, dejarán cerca de 7.000 despedidos”, apunta el comunicado.

También repudian el corte de presupuesto en ciencia y tecnología y piden la inmediata anulación del Impuesto a las Ganancias para los trabajadores.

Política sindical

Finalmente, los docentes universitarios resolvieron apoyar la fórmula del camionero Hugo Moyano y del bancario Sergio Palazzo para conducir la CGT nacional “para lograr una nueva conducción que se ponga al frente de la lucha del conjunto del pueblo trabajador contra las políticas de ajuste que imponen el Gobierno nacional y el FMI”.

El comunicado fue firmado el 12 de julio y al día siguiente, el Consejo Directivo de la central obrera dispuso que continuara el mandato del triunvirato que lidera la CGT, por lo que no habrá elecciones para definir la conducción de la organización.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus