El Diario del centro del país

Un espacio en donde crear

Marketing Digital es la aplicación de estrategias tecnológicas que brinda una facilidad de comercialización de un producto a través de los medios digitales

Dia de la Informatica – El Marketing Digital y la Informática

Las redes sociales son los canales que representan el momento en el que tienes contacto directo con tus consumidores. Este es el lugar en el que puedes crear conexiones que impulsarán tu negocio

Escribe: Esp. Lic. Anabella Cornejo(*)
Especial para EL DIARIO

El Marketing Digital, según Philip Kotler y Gary Armstrong, en “Fundamentos de Marketing”, 6ª edición, 2003, aseguran que el “E-Marketing consiste en lo que una empresa hace para dar a conocer, promover y vender productos y servicios por Internet.”

Por lo tanto, podemos decir que el Marketing Digital es una materia que va de la mano de la Informática en todo momento. Por ejemplo:

►Para crear una cartera de clientes utilizamos una base de datos.

►Para realizar una investigación de mercados o diseñar el lanzamiento de un producto utilizamos desde formularios (online o manuales) hasta un sistema de procesamiento de datos para la toma de decisiones,

►Asimismo, recurrimos a software para realizar diseños creativos para la presentación de nuestros logotipos y todo lo relacionado con la publicidad.

 

Principal estrategias de MD: crear comunidad

El sitio web

El sitio web es el pilar fundamental del marketing digital ya que es el lugar donde la empresa ofrece y vende sus productos y servicios. Es muy importante tener un sitio web profesional para que genere la confianza suficiente para que los clientes potenciales se animen a tener una relación comercial con la empresa.

El sitio web debe ser fácil de navegar y tener elementos que faciliten la conversión de los visitantes, es decir que se cumpla el objetivo del mismo.

 

El blog empresarial

Todas las empresas deberían tener un blog ya que permite atraer la audiencia de interés para la organización mediante artículos útiles. El blog es el centro de la estrategia de marketing de contenido y permite a las empresas crear contenido fresco que tiene un mejor posicionamiento en motores de búsqueda. Generalmente el blog es incluido en un sitio web como una sección particular (blog).

 

Posicionamiento en buscadores (SEO)

El posicionamiento en motores de búsqueda, también llamado SEO (Search Engine Optimization), tiene como objetivo que cuando alguien busque en Google u otro motor de búsqueda un producto o servicio que vende la empresa, el sitio web quede en los primeros resultados de búsqueda. El SEO es una de las estrategias de marketing digital que más tráfico llevan al sitio web.

Para ello se realiza el análisis de keywords, de la competencia, de la web, direcciones web amigables, análisis del servidor, link building anti Penguin, medición analítica del tráfico web, etcétera.

 

Redes sociales

Es necesario que las empresas tengan una presencia profesional en las principales redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube, etcétera) cuyo objetivo principal no es la venta de productos y servicios, sino crear una comunidad de usuarios con un enlace emocional con la marca. El objetivo de las redes sociales para las marcas será: convertir a los extraños en amigos, a los amigos en clientes y a los clientes en evangelizadores de la marca.

 

Publicidad online

La publicidad en motores de búsqueda (Adwords) y en redes sociales (Facebook Ads, Instagram Ads, etcétera) se han convertido en una opción para que las empresas lleguen a su audiencia cuando el SEO de su web no es tan bueno o suficiente para la concreción de sus objetivos.

 

Email Marketing

El uso del email como estrategia de marketing suele ser muy efectiva, siempre y cuando se realice siempre con la autorización de la persona que recibe los emails. Esta estrategia es especialmente útil para las tiendas electrónicas ya que permite llevar clientes potenciales al sitio web.

La creación de un boletín de valor agregado a la audiencia funciona muy bien para que el usuario abra y lea los emails de la empresa.

Si la informática ofrece las herramientas para conseguir una mejor gestión, el marketing digital utiliza buena parte de esas herramientas, que adecuadamente configuradas, dan forma a las estrategias para que una empresa aumente sus ventas y sobre todo para optimizar la manera en que la misma se comunica con el cliente. Como resultado final se logra una mayor tasa de fidelización de los clientes.

Los factores de éxito para una buena estrategia digital pasan necesariamente por disponer de un buen producto, por una tecnología bien gestionada, por un marketing interactivo que nos permite llegar a nuestros objetivos y “conquistarlos”, por una analítica que nos permita medir cada paso que vamos dando y estimar el retorno de nuestra inversión (ROI).

 

Implementación de un Software CRM

CRM (en inglés Customer Relationship Management, o Gestión de las relaciones con clientes) es una aplicación que permite centralizar en una única Base de Datos todas las interacciones entre una empresa y sus clientes.

El software CRM, permite compartir y maximizar el conocimiento de un cliente dado y de esta forma entender sus necesidades y anticiparse a ellas. El CRM recopila toda la información de las gestiones comerciales manteniendo un histórico detallado.

Una solución CRM permite dirigir y gestionar de forma más sencilla las campañas de captación de clientes y de fidelización. Gracias al CRM se puede controlar el conjunto de acciones realizadas sobre los clientes o clientes potenciales, y gestionar las acciones comerciales a partir de un cuadro de mandos detallado.

Las empresas que utilizan soluciones CRM generan más oportunidades de venta, agilizando la gestión, con presupuestos actualizados en tiempo real y procesos de ventas optimizados. Del mismo modo las empresas que utilizan CRM pueden hacer mejores segmentaciones, y disponen de la información para un servicio de atención al cliente y postventa de nivel superior.

 

(*) MP CPCIPC 3195. Consultora en Marketing Ditigital & E-Commerce (Pymehelp) y docente de Informática de la carrera Medicina Veterinaria de la UNVM. Licenciada en Análisis de Sistemas, especialista en Ingeniería Gerencial, tesista del Magíster en Administración de Negocios

 

Qué es la Economía de la confianza

Para los especialistas, 2019 será el año de la Inteligencia Artificial

La amplia disponibilidad de una poderosa infraestructura en la nube, grandes análisis de datos y algoritmos cada vez más inteligentes determinan que 2019 será el año de la Inteligencia Artificial. No obstante, esto no será posible hasta que se resuelva el problema de la confianza. Por este motivo, el gurú de MobileIron en Sillicon Valley, Ojas Rege, plantea la teoría de la “economía de la confianza”

Hoy en día, la gran mayoría de eventos y conferencias sobre tecnología empresarial centran sus exposiciones en torno a temas como la inteligencia artificial; es ello que las siglas “AI” nos invaden.

La base de la IA son los datos y la comprensión de los patrones de esos datos para poder realizar una tarea automatizada de manera más inteligente. Sin embargo, la recopilación de dichos datos se regirá cada vez más por la reglamentación y las preferencias de los usuarios, por lo que resultará necesario contar con su confianza.

Por este motivo, si el servicio de IA no consiguiera establecer una base apropiada de confianza, esos datos no podrían estar disponibles en el tiempo.

 

El papel de la confianza

La confianza será también la base para tener éxito en 2019. Partiendo de esta premisa, Ojas Rege, Chief Strategy Officer de MobileIron, desvela cinco interesantes predicciones sobre el papel que tendrá la confianza el próximo año:

 

1 – La confianza se convertirá en moneda: en palabras de Shakespeare “ama a todos, confía en unos pocos y no hagas mal a nadie”. En 2019 aquellos proveedores que puedan establecer una confianza a largo plazo con sus clientes contarán con un activo difícil de replicar, y el valor de las empresas vendrá dado por su escasez o abundancia. La confianza adoptará un valor monetario que supondrá el inicio de una “economía de la confianza”.

 

2 – La Etica de Datos crecerá como disciplina: en 2019, la Etica de Datos crecerá rápidamente como disciplina, tanto en el gobierno como en el mundo académico. La mayoría de las discusiones anteriores sobre la ética de la IA se han centrado en los resultados de la IA, no en las aportaciones de los datos de los que se nutre. Estas nuevas instituciones se centrarán en sus aportaciones y los proveedores deberán tenerlas en cuenta como fuente de mejores prácticas y precursora de la legislación futura.

 

3 – Todos gritarán “Confía en mí”: el término “confianza” estará presente en casi todos los lemas o mensajes de marketing de los proveedores de IA y la moderna tecnología. Aunque los consumidores se preocupen por la confianza y la integridad, el ruido generado será tan abrumador que les dificultará la navegación. “¿En quién confiar?” será una pregunta que no se podrá responder a corto plazo.

 

4 – Los consumidores darán segundas oportunidades a los proveedores infractores: debido al ruido y a la ausencia de una prueba de fuego objetiva para aplicar a la confianza, los consumidores se encontraran con dificultades para evaluar la confianza que les genera una empresa y cómo actuar cuando se rompe.

Por este motivo, los clientes no abandonarán a los proveedores a la primera infracción, lo que puede acabar fomentado un mal comportamiento. Sin embargo, a medida que los consumidores aprendan a responder a la pregunta “¿por qué he de confiar en vos?” irán desapareciendo las segundas oportunidades.

 

5 – Los datos desaparecerán a menudo: en 2019, el flujo de datos será masivo, y aunque algunos proveedores que recopilan datos de forma inapropiada se enfrentarán a juicios legales o de mercado, otros pasarán desapercibidos. Aun así, no se sabrá realmente qué ha sido de estos datos. A finales de año e impulsada por la regulación, la industria se verá obligada a adoptar directrices más estrictas para el control de datos

Hablamos de grandes retos, como es de esperar con tecnologías que están en su primera fase de implantación y tienen un enorme potencial disruptivo.

Y es que la economía de la confianza conlleva grandes desafíos. En 2019 empezará a surgir la primera generación de startups de IA que consideran la confianza un valor creíble que sustituirá a los mensajes de marketing. Será entonces cuando la inteligencia artificial podrá empezar a transformar las vidas de las personas.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

La industria representa el 20% de la actividad económica de Villa María

Lucas Bertolino Desatec

¿Cómo es la ley de alquileres en otros países?

Mercedes Dagna

Ilegal impuesto a las mutuales y cooperativas

Daniel Rocha