Un espectáculo circense con pura sensibilidad poética

La puesta marplatense se ofreció el lunes en el cierre del Festival Internacional de Teatro (foto prensa del evento)
La puesta marplatense se ofreció el lunes en el cierre del Festival Internacional de Teatro (foto prensa del evento)
La puesta marplatense se ofreció el lunes en el cierre del Festival Internacional de Teatro (foto prensa del evento)

Dos cuestiones inherentes al talento: emociona hasta las lágrimas y moviliza.

La última función del Festival Internacional de Teatro regaló una bellísima puesta de fusión entre el arte dramático y el arte circense coronada con una merecida ovación de pie.

“Barlovento” de Mar del Plata ofrendó, el lunes dentro del Salón de los Deportes, un espectáculo integral que logró generar sorpresa y admiración en los espectadores a partir de un delicado trabajo de exigencia física (en destrezas aéreas y juego de acrobacias) y de sensibilidad poética (tanto en la trama como en la preciada música original, a cargo de Juan Sardi).

Cuatro actores principales (Federico Galván, Martín Umerez, Ana Clara Manera y Juan Ignacio Rey, dirigidos por Alan Darling) interactuaron en un metafórico barco a la deriva donde cada uno parloteaba en su supuesto idioma de origen: un árabe, un italiano, un ruso y una francesa.

Con efectos sonoros alusivos a cada escena y varias pizcas de humor y ternura, la pieza devino al final en un ejercicio lúdico e inventivo donde el espectador debía completar el sentido simbólico de los pasajes teniendo en cuenta el contexto y las gestualidades.

El final fue una muestra acrobática del circo de antaño para deleite de la platea.

Juan Ramón Seia

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus