Un hotel de perros

El lujo no es vulgaridad en el hotel de la India

Se llama Critterati y no es un lugar cualquiera. Es el primer hotel de lujo para perros del sur de Asia.

En un mundo paralelo a los millones de perros callejeros de la India y sus 270 millones de pobres, un enorme cuadro de un perro de caza fumando pipa, collares de perlas con colgantes en forma de hueso y vestidos para canes que nada tienen que envidiar a los últimos diseños para humanos, dan la bienvenida a un edificio de varias plantas.

A la entrada de este hotel de la ciudad satélite de Gurgaon, adyacente a la capital india, se encuentra la zona de “revisión”, una terraza donde se pesa, se toma la temperatura y se comprueban las pulgas de todos los recién llegados, explica el gerente, Aditya Narang.

Cada día alrededor de medio centenar de perros procedentes “de todos los puntos de la India” pasan el día en este centro, de los que, según el gerente, aproximadamente la mitad se quedarán a pasar la noche en una de las lujosas habitaciones equipadas con aire acondicionado y televisor.

También hay cámaras de vigilancia para que los “padres” puedan ver a sus criaturas en tiempo real en sus teléfonos móviles con la sola utilización de una contraseña.

Las opciones son infinitas: habitaciones de luna de miel para parejas, familiares con capacidad para tres perros y hasta suites con balcón. Los precios oscilan entre los 15 y los 66 dólares por noche, dependiendo de si se es miembro del Club Critterati y de la habitación escogida.

La zona de juegos está hecha con el mismo suelo que las pistas de bádminton internacionales para que los perros no se hagan daño en las rodillas y está dividida en tres partes para que lo pasen en grande de cinco en cinco, agrupados por tamaños y compatibilidad.

También hay una boutique con comida gourmet, correas, juguetes y trajes de todos los estilos, productos la mayoría importados de diferentes países.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus