Un proyecto para ellas

Ya tiene media sanción en Diputados la iniciativa que establece un cupo femenino en los órganos de administración o dirección de las cooperativas
Soledad Carrizo, diputada nacional por UCR Cambiemos-Córdoba, es la autora del proyecto de ley que busca establecer la representación femenina en los cargos electivos en los órganos de administración y/o dirección de las instituciones cooperativas, en un mínimo del 30%.
Ya logró media sanción al proyecto en la Cámara de Diputados. “Esto significa indudablemente un gran avance en el reconocimiento a los derechos de las mujeres en estas instituciones”, sostuvo.

La autora, explicó
“Mi proyecto establece que en caso de que el número de mujeres asociadas fuere menor al número de integrantes femeninas del consejo que resultare de aplicar de dicho porcentual a su conformación, se establecerá la participación obligatoria de una mujer en la integración del órgano de administración cooperativa. Cuando el sistema de elección fuera a través de listas, su conformación deberá mantener un orden alternado uno y uno de personas de diferente sexo hasta cumplir con el porcentaje establecido, no pudiendo oficializarse ninguna que no cumpla con este requisito y en todo otro mecanismo electivo de consejeros deberá respetarse el porcentual establecido.
El mismo, estipula además, que estarán exceptuadas de cumplir con este régimen de representación mixto aquellas cooperativas integradas exclusivamente por asociados de un solo género, las cooperativas de grado superior, y aquellas que estén integradas por personas jurídicas exclusivamente. En estos casos deberán establecerse mecanismos que procuren la promoción y la participación equitativa de género entre sus asociados.
Las entidades cooperativas deben modificar sus estatutos y reglamentos electorales en cumplimiento de la ley, presentando ante la autoridad de aplicación para su aprobación dentro del plazo de un año de promulgada la misma”.
La iniciativa será girada al Senado. Allí, de lograrse la media sanción restante y convertirse así en ley, todas las entidades cooperativas alcanzadas gozaran del plazo de 1 año para presentar su readecuación estatutaria por ante la autoridad de aplicación para su aprobación.

Críticas
Una de las voces que se manifestó en contra de este proyecto fue la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro). Consideran que “imponer un cupo, significaría sin dudas, cercenar la libertad del asociado para elegir su representante en libertad, igualdad y sin ningún tipo de restricciones”.
“Además consideramos -agregaron- que la mujer se encuentra preparada en pie de igualdad para ejercer los cargos y las acciones que la circunstancias de la vida cooperativa se la requieran” y que “en muchos casos las cooperativas tienen como asociados a personas jurídicas, que no tienen género y eso queda de manifiesto en las cooperativas de grado superior, con lo cual, no parece responder a los principios cooperativos que se obligue a una federación a condicionar el sexo de los delegados designados por sus entidades asociadas, para poder así, cumplir con este cupo”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus