El Diario del centro del país

Una caminata legendaria

AGENDA/Peregrinación a Luján

El próximo sábado tendrá lugar la 44º edición de la Peregrinación a Luján. Histórica caminata que convoca a los fieles (y no tanto), conformando una masa de decenas de miles de personas, todas tan prestas a realizar esta verdadera aventura por el norte de la provincia de Buenos Aires.

En concreto, la marcha conecta el Barrio de Liniers, en el suroeste de la Capital Federal, con la localidad de Luján. O para ser más precisos: la Parroquia San Cayetano con la Basílica Nuestra Señora del Luján.

Son unos 60 kilómetros de andares y aura mística, aun cuando muchos de los que participan no necesariamente son creyentes. Y es que la cita, como bien se ha visto a lo largo de sus casi cuatro décadas y media de vida, trasciende lo meramente religioso. Hablamos de periplo de sensaciones, de reflexiones y, por qué no, de despertares.

Así lo entienden, por ejemplo, los que caminan en busca de alguna respuesta, en un sentido casi filosófico del término. También, los muchos que llevan a cabo la proeza cumpliendo con una promesa vital.

Todos irán detrás de una virgen que encabeza el camino, casi como iluminando el sendero. Uno que, en unas 16 horas de duración, atravesará primero el occidente del conocido como Gran Buenos Aires (surcar esa área urbana implica prácticamente un tercio del recorrido) y se internará luego en la zona de los fértiles campos bonaerenses, para finalmente llegar a tierra prometida.

 

Paso a paso

La peregrinación “oficial” comienza en el mediodía del sábado, desde la ya citada Parroquia San Cayetano de Liniers (aunque un muy buen número de personas parte incluso antes, o después de esa hora, ya sea para evitar el gentío o por otros motivos).

Una vez finalizado el acto litúrgico en dicho templo, el pelotón cruza el límite entre la Ciudad Autónoma y la provincia de Buenos Aires (la iglesia está a pocos metros de dicha “frontera”) y avanza por avenida Rivadavia (la más larga del país y una de las más largas del mundo, con casi 35 kilómetros de extensión).

Tras tocar barrios/ciudades como Ramos Mejía o Haedo, tiene lugar la primera de las cuatro paradas intermedias destinada a las adoraciones a la Virgen y los rezos. La misma se desarrollará en la Parroquia Inmaculada Concepción del Buen Viajante, en Morón.

Después, tocará dejar atrás localidades como Castelar, San Antonio de Padua y Merlo, donde la Parroquia Nuestra Señora del Camino será sede de la segunda parada. La tercera se producirá en Moreno, en la Sociedad de Peregrinos a Pie de Luján. Será el descanso más largo (unas dos horas, desde las 21 a las 23, aproximadamente), pensado para que los peregrinos cenen y recobren fuerzas.

Luego, la madrugada encontrará a la procesión rodeada de campos, con una nueva parada alrededor de la 1 en la ciudad de General Rodríguez.

Finalmente, con las primeras luces del domingo, los caminantes ingresarán a Luján, para culminar la gesta en la impresionante Basílica Nuestra Señora del Luján. Los organizadores calculan que la misa central se realizará a las 7.

 

Puestos de apoyo y sanitarios

La peregrinación cuenta con la organización de unos 6.000 voluntarios, encargados ellos de la puesta a punto de 15 puestos de apoyo y 60 puestos sanitarios distribuidos a lo largo del circuito.

 

DONDE: Buenos Aires (salida en la Capital Federal y llegada en Luján).

CUANDO: Próximo sábado y domingo.

 

HUMOR VIAJERO – Pipa Higuaín

Por el Peregrino Impertinente

El viajero es por regla general una persona despreciable, pero si le metemos voluntad, hasta podemos lograr que no se parezca a un violador serial. Una artimaña bastante efectiva a tales fines es colocarle al susodicho una pipa, que le da estilo y una rimbombante pose que hace olvidar (al menos momentáneamente) las cotidianas catástrofes de la vida (como llegar un lunes a las 8 al Rapipago y ver que hay 134 viejas adelante de uno).

En rigor, la pipa ya da idea de viaje, de aventura, de malgastar el tiempo mientras la gente trabaja e intenta sacar el país adelante. De entrada, el emblemático objeto nos transporta a otras latitudes. A la Inglaterra de los lords, por caso, donde a los elegantes señores les encantaba fumar, tomar el té y tocarse entre ellos.

Pero más nos comunica espiritualmente con regiones de Centroamérica, hogar de las primeras tribus que comenzaron con la costumbre, hace miles de años atrás “Fumábamos muchísimo. Una vez había tanto humo que aproveché la confusión para arreglar con el FMI sin que nadie se dé cuenta”, comenta desde el más allá el nativo Cucuci Payo, quien en vida era claramente un asco de tipo.

Hoy por hoy, es raro ver a alguien utilizando pipas tradicionales. Sin embargo, aquellas que se usan para consumir narcóticos de todo tipo se encuentran en ascendente auge, acá y en la China. Así lo explica Coty Fasoli, experto en la temática: “……”. Al parecer, el bueno de Coty se habría colgado un poquito para dar la respuesta.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

La musa de Goethe y del viajero

Daniel Rocha

Abrazado al agua

Noemí Bramardo

Volcán, muy islandés

Daniel Rocha