Una casa biológica muy sana

Normalmente, las casas biológicas están construidas con desechos agrícolas, como paja o hierba

Construida con residuos agrícolas

Construir una casa biológica con materiales naturales no es sinónimo de sostenibilidad. Hay muchos factores a tener en cuenta

Cambiar el tipo de material que utilizamos en la construcción tradicional no siempre es sencillo y más si buscamos nuevos materiales que no solo respeten el medio ambiente, sino que también lo hagan con la salud de los ocupantes, o que al mismo tiempo -constructivamente hablando- posea todas esas propiedades adecuadas para utilizarlos en las obras.

Las casas biológicas no son nuevas, pero sí lo es resolver la ecuación a la siguiente pregunta: ¿cómo podemos reciclar los materiales sobrantes de la industria agrícola como componentes de construcción con resultados más que satisfactorio?

 

La casa está diseñada para garantizar una rápida construcción y desmontaje

¿Qué es una casa biológica?

Es aquella vivienda que está construida y se compone normalmente de restos de productos agrícolas, como paja o hierba. En lugar de ser quemados para obtener energía, estos materiales se transforman en materiales de construcción naturales.

Esto no solo proporciona la mayoría de las materias primas necesarias, sino que también evita que se queme el producto de desecho.

No hay que confundir este tipo de construcciones con el término de casas ecológicas, que no siempre son “sanas”. Es decir, por ejemplo, podemos practicar una construcción donde el material usado sea el hormigón, aprovechando la energía del sol con placas solares para producir energía. Esa sería una vivienda ecológica, pero los materiales usados en su estructura no son naturales ni reciclados De la misma manera, construir una casa biológica con materiales naturales no es sinónimo de sostenibilidad. Si construimos una casa de piedra natural es posible que la extracción de la misma no sea sostenible o renovables, ya que utilizamos un recurso que no es posible regenerar.

La casa puede ser desmontada y reconstruida en otro lugar, ya sea en su forma original o diseñada como otra
propiedad completamente diferente

El ejemplo de vivienda biológica está diseñada con una economía circular en mente y se desarrolla con un conjunto de principios que aseguran la separabilidad del edificio y la posibilidad de preservar materiales, elementos y componentes en un bucle cerrado a lo largo del tiempo.

De esta manera, las valiosas materias primas que se utilizan para la construcción del edificio no acaban como residuos, sino que pueden ser introducidas en nuevos circuitos cerrados.

La firma de arquitectos “Een til Een” ha traspasado los límites de la construcción ecológica al utilizar materiales que normalmente se considerarían desechos, ofreciendo una nueva, eficiente y asequible manera de construir viviendas en el futuro.

Para el procesado y desarrollo de los materiales de construcción, el proyecto utiliza el reciclaje y las nuevas tecnologías digitales de producción. Sobre esta base, el proyecto biológico estimulará un nuevo mercado para el crecimiento ecológico a través del refinamiento de los residuos. Además, demuestra cómo construir viviendas saludables y ecológicas en el futuro que cuesten un precio competitivo.

Este hogar biológico está basado en un sistema flexible y modular. La casa está diseñada para garantizar una rápida construcción y desmontaje. La producción simplificada y su diseño modular hacen que la futura adaptación y cambio de la construcción sea menos complicada y menos costosa.

Además, la vivienda biológica puede ser movida del sitio en cualquier punto sin dañar su entorno, ya que la cimentación se encuentra sobre pilotes de acero en lugar de una cimentación de hormigón tradicional. Esto ahorra el uso intensivo de carbono en la construcción de cimientos y también permite su reciclabilidad, ya que la casa puede ser desmontada y reconstruida en otro lugar, ya sea en su forma original o diseñada como otra propiedad completamente diferente.

El novedoso proyecto cuenta con el apoyo del ministerio danés de Medio Ambiente y es, sin duda, una revelación para la industria de la construcción. Con todos los materiales ya disponibles comercialmente, no hay razón por la que estas tecnologías sostenibles no puedan ser incorporadas en futuros proyectos residenciales a escala masiva.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus