El Diario del centro del país

Una década de esfuerzos, un año de logros

Landart también participa activamente en la lucha por lograr la igualdad de derechos de las mujeres mutualistas

#MujeresQueLuchan – Por la paridad de género y la emergencia en violencia de género

Nora Landart participó desde su banca de concejala para lograr ordenanzas que llevaron a ampliar los derechos femeninos

De las múltiples luchas a favor de los derechos femeninos de las que podía hablar, Nora Landart eligió dos: la que se libró para llegar a la paridad de género y la que llevó a que en la ciudad se declarara la emergencia en violencia de género.

“Hice un recorte arbitrario en esta década, y particularmente voy a centrarme en el año 2017, porque es cuando en la ciudad se adopta un marco jurídico en el que las mujeres accedemos a dos derechos: la participación equivalente de género y la declaración de la emergencia en violencia de género”, aclaró Landart.

“A la participación equivalente de género se llega a través de la ordenanza que adhiere a la ley provincial sancionada 17 años antes, por lo tanto hablamos de 17 años de lucha ininterrumpida. Y la declaración de la emergencia en violencia de género fue una ordenanza única en el interior de la Argentina en ese tiempo. Voy a tomar estas dos ordenanzas como paradigmáticas porque ambas tienen una particularidad: en una confluimos las mujeres de distintos partidos políticos, en la otra, las de distintas organizaciones sociales”, recordó.

“La Ley Riutort, de participación equivalente de género, se sancionó en el año 2000, pero en 2011 las mujeres de distintos partidos políticos decidimos reunirnos y empezamos a practicar conscientemente la sororidad, porque estaban presentes las mujeres del PJ, pero no las de la fracción que gobernaba la ciudad y que nos motivó a reunirnos. Nos motivó porque de 10 candidatos a intendente esa vez, una sola era mujer, Mónica Sonzini, y al momento de aplicarse la Ley Riutort, quien era candidato y luego fue electo intendente manifestó que de mediar un acuerdo entre los candidatos varones de los partidos mayoritarios podría exigirle al juez electoral el no respeto a la Ley provincial 8.901. Ese hecho, independientemente de que la Justicia Electoral validó la ley provincial, fue lo que nos reunió, y desde 2011 hasta que logramos la sanción en marzo de 2017, fuimos respetuosas de esas otras mujeres que militaban en el partido de gobierno, que fueron al Chateau Carreras a festejar la sanción de la Ley Riutort, pero que en el Concejo Deliberante no podían enfrentar a los varones y acompañar a las mujeres de las otras fuerzas políticas para lograr la adhesión formal”, remarcó.

“Dicha adhesión se logró porque hay más mujeres que varones dentro del cuerpo legislativo, por eso las feministas decimos que cuando hay más mujeres en espacios de decisión, aumentan las posibilidades de avanzar de mujeres y varones, porque tenemos claro que no vamos a reproducir los sistemas de subordinación que a lo largo de la historia nos han asignado valores y tareas diferentes y diferenciadas”, subrayó.

“Las mujeres que promovimos esa ordenanza estamos convencidas de que sin paridad va a ser muy difícil conseguir la igualdad, porque estamos subrepresentadas en todos los espacios de decisión, es una cuestión global, alrededor del 20% de las parlamentarias son mujeres y no llegan a 20 las jefaturas de Estado a cargo de mujeres, por lo tanto esta lucha hay que continuar dándola. Tenemos que seguir luchando porque esta ordenanza contempla que se aplique en todo lo que no afecte a lo establecido por la Carta Orgánica Municipal, es decir, que en el caso del reemplazo no se va a respetar la participación equivalente de género. Es una lucha en la que el colectivo de mujeres vamos a tener que avanzar, ya sea para reformar la COM o mejorando los alcances de esa ordenanza”, consideró Landart.

Al hablar del camino andado para llegar a declarar la emergencia en violencia de género, la edil del radicalismo recordó a varias mujeres, entre ellas a Mary Amaya, con quienes trabajó hasta lograr la sanción de la ordenanza.

“Le rindo un homenaje a Mary Amaya, quien integró la multipartidaria que logró la paridad y promovió la recolección de firmas en espacios públicos para lograr la emergencia, ella y otras mujeres empezaron a trabajar y en 2012 llegaron al Concejo Deliberante, ahí escribimos la emergencia en violencia de género, esa ordenanza es el fruto del colectivo de las organizaciones sociales y su sanción, en abril de 2017, es la consecuencia de que hasta ese momento habían ocurrido tres femicidios en Villa María, desde el comienzo de año, fueron tres femicidios en dos meses”, precisó.

“Dentro de lo que logramos, algo se consolidó el 3 de junio de 2015, cuando hicimos esa multitudinaria marcha que no volvió a tener esas características”, dijo en relación a la primera marcha de Ni Una Menos.

“Le dimos forma a esa ordenanza y el mismo intendente reconoció, cuando abrió las sesiones ordinarias en 2018, que Villa María tiene el Polo de la Mujer gracias al trabajo del colectivo de organizaciones sociales que luchan por los derechos de las mujeres e hizo un especial reconocimiento al Foro de la Mujer y la Defensa de sus Derechos”, completó.

“En los desafíos que enfrentamos está la necesidad de volver construir espacios plurales y diversos donde podamos fortalecernos en las coincidencias, en algún momento de esta década tuvimos comunes denominadores, todes tenemos nuestras causas particulares, pero en algún lugar nos encontramos en la defensa de derechos vulnerados o en la necesidad del reconocimiento de derechos que nos faltan, esa es la mayor fortaleza del movimiento feminista, cuando es capaz de sobreponer a las causas particulares que nos movilizan, las problemáticas globales que nos atraviesan a todes en el tiempo y la circunstancia histórica que nos toca vivir”, finalizó.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

“Vengo a pedir que nos ayuden con la inclusión y el respeto que nos debemos como personas”

Daniel Rocha

Cuando sumar experiencias es clave en Optica y Contactología

Juan Pablo Morre

“La razón la tenía el varón y lo que decía una como mujer, lo tomaban como que estaba mal”

Daniel Rocha