El Diario del centro del país

Una historia de superación

Daniela Chávez

#MujeresQue luchan contra la trata de personas

Daniela Chávez contó su batalla para salir de la esclavitud y llegar a formar un hogar con sus hijos

Daniela Chávez fue víctima de trata, pero ella dice que prefiere hablar como una sobreviviente, como una mujer que se recupera de los horrores que le tocó soportar, como una mujer que sale adelante y no como víctima.

“Yo hoy hablo de todo lo que me costó luchar para llegar adonde estoy ahora. Padecí todo lo alguien se pueda imaginar en la calle y lo que no se ve, fuera de la calle. Tuve la mala suerte de que mi mamá me llevara a los 12 años a pararme en una esquina, de ahí nació un calvario, porque al poco tiempo me vendió y se adueñó de mi hijo”, contó Daniela, antes de dar paso al testimonio de su hijo, Ayrton, a quien recuperó cuando tenía seis años de vida.

A través de un video, el joven contó que pasaba las tardecitas sentado en la vereda, esperando que llegara su madre porque su abuela le había dicho que iba a ir a buscarlo.

“Es completamente necesaria una madre, era muy chico y me pasé seis años esperando que viniera. De todo lo triste, rescato lo positivo y le digo a mi ‘vieja’ que hay que mirar para adelante y no ponerse límites”, señaló.

“A mi madre le digo que es una grande, que logró tener una familia, una casa, tener a sus hijos y a su compañero de vida. Desde el lugar de donde vengo mi expectativa era ser albañil y le agradezco a mi mamá que me sacó de ahí, ahora estudio, trabajo, tengo un comercio. Mi vieja es una grande, que la peleó y la peleó, y sigue luchándola”, añadió el joven.

Cuando Daniela recuperó la palabra, confesó que se ve reflejada en su hijo.

“Ayrton, después de muchos años me contó que sufrió abusos de parte de un familiar muy cercano, en ese momento sentí que me moría de nuevo. Perdí una hija que hoy cumpliría 18 años, pensé que eso no lo iba a superar nunca, pero si hoy me vuelven a preguntar qué es lo que más me duele, diría que es no haber podido ayudar a mi hijo y que haya tenido que padecer los abusos que padeció. El me enseña a vivir todos los días”, aseguró Chávez, quien para finalizar agregó que está estudiando el secundario, se recibió de asistente de jardín y maestra de guardería, está haciendo un diplomado de política y se capacita en adicciones.

“Hoy me siento sana, renovada, porque mis hijos me dan las ganas de vivir todos los días. También agradezco al padre de mis hijos que me acompaña a que esta lucha sea de todos”, concluyó.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

La luz que dejaron las mujeres de Chiapas

Daniel Rocha

Una década de esfuerzos, un año de logros

Daniel Rocha

El desafío de aceptar una nueva situación

Daniel Rocha