Una tarde para sacar ventaja

Tomás Pratti, goleador de Universitario

Universitario y Alem de Villa Nueva se miden en el primer “chico” para definir al campeón. Se juega en Plaza Ocampo, desde las 16, con el arbitraje del internacional Silvio Trucco

Pablo Fernández, uno de los emblemas de Alem

Uno de los grandes anhelos de todo futbolista es poder jugar una final, pero no todos tienen el privilegio de hacerlo y en ese selecto grupo se encuentran los futbolistas de Universitario y Alem, quienes esta tarde comenzarán a disputar en Plaza Ocampo la serie para dirimir al campeón del Torneo Apertura de la Liga Villamariense.

Tomás Pratti, goleador de Universitario

Luego de lo que será la presentación de Alumni por el Federal B (ver página 53), la “Uni” y el León se enfrentarán con la intención de dar el primer golpe. El encuentro dará inicio a las 16 y tendrá el condimento especial de ser arbitrado por el internacional Silvio Trucco, quien ya dirigió el año pasado una de las finales entre Argentino y San Lorenzo de Las Perdices, también en el estadio municipal de San Juan y Sabattini.

En su camino a la final, ambos fueron protagonistas en la Zona Centro; Alem finalizó en la primera posición y Universitario fue su escolta, aunque el equipo de la casa de altos estudios fue el equipo que más puntos sumó “dentro de la cancha”, pero sufrió el descuento de tres unidades por mala inclusión de un jugador en un partido frente a River.

Silvio Trucco volverá a dirigir una final de la Liga Villamariense

Ya en los playoffs, los de Joselito Bernadó dejaron en el camino a Atlético Ticino en cuartos y a Silvio Pellico en semifinales, mientras que los de Mauricio Morales hicieron lo propio con San Lorenzo de Las Perdices y Deportivo Argentino, respectivamente.

Además, cabe destacar que durante sus enfrentamientos en la etapa clasificatoria fueron dos triunfos para los villanovenses, que se impusieron 4-1 como locales y 3 a 1 como visitantes frente al representativo de la UNVM.

Más allá de eso, a esta serie final ambos llegan con una marcada paridad: los dos jugaron 18 partidos, en los que cantaron victoria 11 veces, empataron en dos ocasiones y perdieron en cinco oportunidades (una efectividad del 64,8%).

En cuanto a rachas, será la tercera final que afrontarán de manera consecutiva varios protagonistas; por el lado de Alem lo harán su entrenador, el Chopo Morales, más el defensor Carlos Jacobi y Rodrigo Márquez, quienes se sumaron al León luego de ser bicampeones en un Argentino que venció en ambas ocasiones a un San Lorenzo de Las Perdices en el que fue figura el experimentado centrodelantero Gastón Moyano, hoy referente de Universitario.

 

Los dos con variantes

En cuanto a las alineaciones para el duelo de hoy, los dos entrenadores deberán disponer de variantes en relación a sus últimas presentaciones.

Por el lado de Universitario no podrán ser de la partida el defensor Lucas Layús, expulsado frente a Silvio Pellico, y el mediocampista Francisco Monetto, quien llegó al límite de cinco amarillas frente al Canario. Ellos serían remplazados por Federico Cipolat y Brian Sanabria. La buena noticia para Bernadó será el retorno del arquero Simón Mellano, quien ya cumplió la fecha de suspensión producto de la roja que vio en la ida de las semifinales y volverá a la titularidad luego de que su lugar fuera ocupado por Jacobo Bachanini.

Mientras tanto, en Alem la única baja será el volante Maximiliano Le Roux, quien fuera expulsado en la revancha ante Argentino. En su lugar ingresaría Ricardo Juárez.

 

Ubicaciones y entradas

Desde Universitario se informó que su parcialidad se ubicará en la tribuna techada, con ingreso por calle Sabattini. Allí también podrá ubicarse el público neutral que desee presenciar el encuentro y, de ser necesario, podría habilitarse la tribuna de espalda a calle San Juan.

Mientras tanto, en la tribuna de cemento se ubicará la gente de Alem.

El valor de las entradas será de 100 pesos la general y 80 pesos para damas y jubilados.

Con todos estos ingredientes, a la espera de que la gente acompañe en buen número, se disputará lo que seguramente será una atractiva primera final. Que sea una fiesta.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus