Varios motociclistas lesionados y un hombre sufrió doble fractura

En Entre Ríos y San Martín se produjo la caída de moto más grave: un hombre sufrió fractura de tibia y peroné

Calles peligrosas – Detuvieron a una joven que circulaba en estado de ebriedad

En Villa María se registraron tres accidentes viales por caídas de motos, mientras que en Villa Nueva chocaron dos rodados similares. Además, la Policía local detuvo a tres jóvenes (dos de ellos menores de edad) poco después que le sustrajeran el teléfono celular a una niña en la costanera

En Sarmiento y Lima de Villa Nueva chocaron dos motocicletas y el conductor de una de ellas resultó herido. En total hubo cuatro accidentes con un saldo de seis personas lesionadas, entre ellas un bebé de tres meses

Cuatro hombres -entre ellos un bebé de tres meses- y dos mujeres, quienes circulaban en motocicletas, resultaron con heridas de distinta consideración en cuatro accidentes de tránsito ocurridos ayer en Villa María y Villa Nueva.

El más serio de los siniestros viales se produjo a media mañana en la siempre conflictiva esquina de San Martín y Entre Ríos, en pleno centro de la ciudad (frente al Banco de Córdoba), donde por causas que no fueron precisadas, el conductor de una moto Guerrero de colores rojo y negro cayó violentamente al pavimento y se quebró una pierna.

La Policía identificó a la víctima como José Antonio Gamero, quien fue auxiliado por una dotación del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, que lo trasladó hasta el Hospital Regional Pasteur para su mejor atención.

En el nosocomio de barrio Ramón Carrillo, el médico policial de turno diagnosticó que el motociclista había sufrido fractura de tibia y peroné de la pierna derecha, herida considerada “grave” por el tiempo de curación que demanda.

La Unidad Departamental San Martín informó que la serie de accidentes había comenzado poco antes de las 8 en la intersección de Sarmiento y Lima, en barrio Villa del Parque de Villa Nueva, donde chocaron una moto Guerrero Trip 110 y una Motomel Blitz 110, ambas de color rojo.

El primero de los rodados era guiado por Gastón Bautista Páez (22), mientras que en la Blitz circulaba Marcelo Becerra (54), ambos domiciliados en la vecina ciudad.

La Departamental indicó que Becerra fue trasladado al Hospital Comunitario y que poco después se comisionó al médico policial para que constatara las lesiones que había recibido, aunque hasta anoche no se emitió diagnóstico oficial.

Por otra parte, alrededor de las 11.45, en la esquina de bulevar Sarmiento y Bartolomé Mitre, en Villa María, se produjo la segunda caída de moto de la jornada. La Guardia de Bomberos informó anoche que las víctimas del siniestro vial fueron una joven pareja y su pequeño hijo, de apenas tres meses.

Los tres ocupantes de la moto Guerrero Trip, cuyos datos filiatorios no se dieron a conocer, fueron trasladados al Hospital Pasteur, donde se constató que la criatura y su papá (de 21 años) solo habían sufrido algunos golpes y excoriaciones menores, mientras que la mamá (de 18) resultó con traumatismos en los miembros inferiores y un corte en una pierna.

En tanto, a eso de las 17.45, en la intersección de Darío Ramonda y Martínez Mendoza, se registró la tercera caída del día. En este caso se trató de una mujer de 55 años, quien circulaba en una moto eléctrica marca Lucky Lion.

La motociclista, cuyos datos filiatorios tampoco se dieron a conocer, fue auxiliada por los bomberos, quienes la trasladaron a una clínica privada, aunque las lesiones que sufrió fueron de carácter leve.

 

Alcoholemia positiva

En otro orden, la Policía informó que en un control vehicular que realizaban efectivos de la Dirección de Tránsito en la esquina de avenida Naciones Unidas y Juan Müller, fue detenida una joven de 23 años que circulaba en estado de ebriedad y protagonizó un incidente cuando le impidieron continuar la marcha.

El hecho se produjo alrededor de las 5 de la madrugada cuando el personal municipal interceptó una moto marca Guerrero Trip 110 de color gris. Al realizarse el control de alcoholemia, el test dio resultado positivo, tras lo cual le pidieron que descendiera del rodado e hiciera entrega del mismo ya que no podía seguir conduciendo en ese estado.

Lejos de hacer caso, la joven increpó al uniformado que intervenía, se negó a bajarse de la moto e incluso lo amenazó, según informó la Unidad Departamental.

Ante esa situación, el personal policial procedió a la detención de la motociclista y se le inició una acción penal por los delitos de “resistencia a la autoridad” y “amenazas”. Asimismo, se secuestró la Guerrero.

 

Ladrones al acecho

La Policía villamariense también dio cuenta de la detención de tres jóvenes que, momentos antes, le habían sustraído el celular a una menor que se encontraba en la zona de la costanera local.

El procedimiento se concretó a las 9.50 en las inmediaciones de Bruno Ceballos y Naciones Unidas, donde personal de la Policía Barrial interceptó a un muchacho de 21 años y dos adolescentes de 16, todos domiciliados en esta ciudad.

En poder de uno de los sospechosos se encontró un teléfono marca Motorola G perteneciente a una nena de 12 años, quien había sido desapoderada del mismo cuando se hallaba a la vera del lago, frente a la confitería Jet-Set.

Los tres sujetos fueron trasladados a la Comisaría de Distrito, acusados por el delito de “hurto en flagrancia”.

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus