El Diario del centro del país

Vecinos reclamaron mayor atención para las arterias que transitan

Los vecinos “bajaron la vereda” y dejaron la tierra sobre la calle. Allí creció un yuyal que los vehículos deben esquivar, por lo que invaden el carril contrario. “Dejó de ser de doble mano; en ese sector hay paso para un solo auto”, dicen los frentistas

Atención al vecino – Los Olmos – Las Quintas

Con una serie de fotografías tomadas en el curso de la semana en las calles del sector villanovense que habitan, llegaron a nuestra Redacción con el propósito de llamar la atención sobre algunas situaciones

La motoniveladora marcó la línea de la vereda, pero dejó un montículo sobre la calle, en plena esquina, y en el mismo ya crecieron los yuyos. Además, “el agua no puede correr por la cuneta”, señalan

“Con las lluvias tenemos problemas en todas las calles y eso es casi normal, aunque podrían tirar más camionadas de arena que el río trae a montones. Ellos atienden primero las calles por las que pasa el colectivo, con una o dos pasadas de la Champion cada dos meses, pero después es como que se olvidan… El estado de las calles Derqui y Alfredo Palacios, por ejemplo, deja bien en claro que hay lugares por los que hace como cuatro meses que no vienen”. Las palabras pertenecen a tres vecinos del barrio Los Olmos que se acercaron ayer a la Redacción de El Diario.

“Somos de Las Quintas y Los Olmos. Es lo mismo…”, aclaran, y enseguida comienzan a enseñar un muestrario de fotografías que avalan algunos de sus dichos.

En una de ellas se puede apreciar claramente lo que explicaron con palabras: “Acá se ve que vecinos han bajado las veredas de su casa y depositaron la tierra sobre la calle. Bueno, fíjese que nunca nadie se llevó esa tierra en meses; han crecido plantas y lo peor es que la calle se ha vuelto en ese sector de una sola mano, porque hay que rodear la montaña”.

“Tal vez sea cosa de los vecinos, pero la Municipalidad debería hacer algo para solucionar el problema, que termina afectando a todos”, agregaron.

En otra de las fotografías se ve claramente que la motoniveladora estuvo trabajando, porque aparece bien marcada la línea entre la calle y la vereda, pero el arrastre de tierra llegó hasta la esquina y, al parecer, nunca llegó el camión que tenía que llevarse ese sobrante. En este caso también aparecen yuyos sobre el montículo, aunque de menor altura que el anterior.

El problema, en este caso, es que esa tierra acumulada está cortando el paso del agua por la cuneta, con lo cual “todo el trabajo realizado se echa a perder, porque el agua va buscando su paso y corta la calzada”.

Otras situaciones expuestas por los tres vecinos del sector están relacionadas con el servicio de riego y el último con la limpieza.

En cuanto al riego, comentaron que pasa alrededor de las 19, “cuando ya estamos tapados de tierra”. En torno a este tema, reconocieron que “la ciudad es grande”, pero indicaron que “podrían hacer una rotación en los horarios, para que alguna vez nos toque por la mañana o al mediodía, por lo menos, para que la tierra se asiente un poco para el resto del día”.

 

Camino al Zanjón

El último punto del reclamo tiene que ver con la limpieza. Y en ese sentido, reconocer que “hay algunos vecinos que tiran de todo en cualquier lugar”, pero “algo tienen que poner en marcha, para atender al bienestar y la salud de todos”.

“En todo el recorrido que va al Zanjón se pueden ver pilas de desperdicios que juntan alimañas de todo tipo y que también invaden la vía pública”, comentaron, y prometieron regresar con fotografías que “demuestren que el propio Zanjón se ha convertido en un basural de grandes proporciones a cielo abierto”.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

“Renovación por Villa María”, un nuevo espacio político en la ciudad

Juan Pablo Morre

PAIS rechaza el canje

Noemí Bramardo

“Ninguna auxiliar escolar va a perder su trabajo”

Mercedes Dagna