El Diario del centro del país

“Villa María es mi segunda casa”

Carpa prensa – Valeria Lynch

Valeria Lynch es una artista de la casa y así lo siente. Antes de subir al escenario Hernán Figueroa Reyes habló con la prensa y manifestó justamente eso, que Villa María es su segunda casa: “Para mí volver acá es estar en mi segunda casa, así que muchas gracias por la invitación”.

Lynch manifestó que siempre está “enchufada a 220”: “Me encanta que sea de esa manera porque es una forma de seguir vigente, de seguir trabajando, de seguir teniendo proyectos muy importantes. Ahora estoy grabando mi segundo disco de rock que se llama ‘Rompecabezas’ y hoy por supuesto vamos a estar haciendo esas baladas típicas que todo el mundo quiere y conocer, si no me matan”, bromeó.

También contó que entre sus múltiples proyectos, continúa con sus quince escuelas en todo el país y “seguimos trabajando con muchos shows”: “Estamos viajando muchísimo y hoy estamos acá. Para mí el Festival de Peñas es mi casa, y no lo digo por estar acá esta noche sino porque me tocó estar siete años coconduciendo con Miguel Borsatto y Rony Vargas, mis grandes amigos, de los cuales aprendí muchísimo. Siempre realmente Villa María me trata como si fuera mi casa y yo estoy muy feliz de volver. Cuando me convocan me encanta y vengo a mi casa. Estoy muy feliz y creo que el Festival de Peñas se ha convertido, si no es el más importante, dentro de los más importantes de Córdoba y de Argentina. Creo que es un Festival donde viene todo el mundo, donde todos los estilos conviven, donde el nivel internacional está siempre arriba y todos los artistas argentinos tenemos la oportunidad de subir a ese escenario que está cada vez más lindo. Yo vengo desde que era una lengua laaarga y corría por ese escenario. Me da mucho placer ver cómo ha crecido y me encanta que la gente de Villa María tenga un Festival de tanta importancia como este”.

Consultada sobre con qué artista femenina le gustaría hacer un dueto y grabar un tema, Lynch manifestó que sería con Claudia Puyó: “Es alguien que admiro mucho, que quiero muchísimo. Es bastante amiga mía y cada vez que la escucho la admiro profundamente. Es una de las artistas con la que me gustaría grabar, ya canté con ella pero querría grabar una canción”.

Sobre cómo fue recibido su disco de rock, Lynch expresó: “A mí me encanta. Ya estoy incursionando en varios ámbitos del rock y la realidad es que es un gusto que me quería dar. Yo empecé haciendo rock en los 70 cuando era marginal, cuando el rock estaba prohibido, entonces los conozco a todos. Realmente me han recibido muy bien y tuve la suerte de contar con grandes artistas emblemáticos del rock nacional que me ha acompañado grabando el disco “Extraña dama del rock”, como León Gieco, Ricardo Mollo, David Lebón, Los Tipitos, Attaque 77. La verdad que para mí no es nuevo, pero a lo mejor para la gente sí. Pero tengo la suerte de conocer el rock desde sus comienzos. Cuando el rock sale a la luz, es por el hecho lamentable de Malvinas, porque estaba prohibido cantar en inglés. Ahí empezó a tomar vigencia pero yo ya estaba haciendo mis baladas pop y como mal no me fue, no salí de eso. Yo quería hacer de mi vocación mi profesión y lo logré. De todos modos jamás voy a renegar de lo que hago y me encanta el estilo que hago. Creo que soy característica y tengo una personalidad que la gente ya conoce. Mi voz es inconfundible y me encanta cantar las baladas de siempre y no voy a dejar de hacer eso. Lo otro es un gusto que me estoy dando y a mi casa disquera le encanta”.

Sobre subir al escenario, Lynch aseguró que sigue sintiendo “cosquillitas”: “Si no tenés esa pasión y ese cosquilleo en el estómago antes de salir a escena quiere decir que no lo tenés que hacer. Es algo característico que un artista se pueda subir al escenario y todavía mantenga la ansiedad de pensar si al público le va a gustar. Uno se prepara y ensaya mucho para subirse a un escenario y sobre todo a un escenario como este, que es tan importante. Pero la verdad es que tengo esas cosquillitas todavía, no le llamaría miedo, pero sí la ansiedad de saber que todo va a estar diez puntos”.

Sobre su sensación al recibir el Grammy Latino a la excelencia musical, por su trayectoria, manifestó que “fue importantísimo”: “Los artistas no trabajamos para los premios, pero siempre son bienvenidos porque son un aliciente importante. Sobre todo un Grammy que es tan anhelado por todos. Para mí fue magnífico y lo pude disfrutar mucho”, cerró.

 

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Cacho de ovación

Noemí Bramardo

El solista local estará en la velada cuartetera

Noemí Bramardo

“Tenía una deuda pendiente con el folclore”

Mercedes Dagna