Villa María y una brasileña, únicas dos ciudades americanas premiadas

Con casi todo su Gabinete, el intendente Gill hizo el anuncio ayer a la mañana y charló con vecinos. Remarcó que la construcción es permanente y dijo que si bien hay abandono y repitencia, se trabaja para revertirlo

Finalmente, la postulación terminó con el reconocimiento por parte de doce jurados de la Unesco. Gill hizo el anuncio en los vagones culturales de barrio Las Playas

Con casi todo su Gabinete, el intendente Gill hizo el anuncio ayer a la mañana y charló con vecinos. Remarcó que la construcción es permanente y dijo que si bien hay abandono y repitencia, se trabaja para revertirlo

Villa María fue premiada por la Unesco como Ciudad del Aprendizaje 2017, luego de que un jurado compuesto por doce expertos internacionales que representan a todas las regiones haya evaluado las postulaciones.

Así se lo informó Arne Carlsen, director de laUnesco, al intendente Martín Gill, y el mandatario local lo dio a conocer ayer en los vagones culturales de barrio Las Playas.

La ceremonia de entrega de premios se realizará durante la tercera conferencia internacional sobre ciudades del aprendizaje, del 18 al 20 de septiembre en Cork, Irlanda. Sólo hay dos ciudades de América que lo recibirán: Villa María y la brasileña Contagem. Son 16 en total en el mundo.

Según lo que señaló Carlsen por escrito a Gill, el jurado destacó una serie de características que “eran particularmente fuertes, entre ellas que la planificación abordaba desafíos claramente definido, los eventos de celebración organizados, así como la importancia que se les da a las asociaciones”.

“También se observaron una serie de aspectos que tal vez deseen fortalecer para aprovechar lo que ya han logrado”, como “la elaboración de las funciones y responsabilidades de las partes interesadas, así como el seguimiento y evaluación de la iniciativa ciudad del aprendizaje”.

El jefe del Ejecutivo dijo que esto implica “un desafío mayor”.

 

No hubo otra localidad del país que se haya postulado para este premio, según confirmó Gill ante la consulta de EL DIARIO. Cuando se le preguntó si este reconocimiento tiene caducidad, explicó que “uno integra la red de manera permanente”, pero “el reconocimiento es anual”. Este se entregará en septiembre en Irlanda

 

“Esto es una construcción permanente, no se llega nunca a decir que somos, es permanente y supera lo que tiene que ver con lo escolar. Es más amplio, se da desde los primeros días de vida hasta los últimos instantes”, definió.

“Supera al área de educación y al propio municipio, porque el reconocimiento no es a la Municipalidad sino a la ciudad”, resaltó, citando a las escuelas técnicas, primarias, secundarias y jardines, universidades, sindicatos y sus instancias de capacitación, la especialización de colegios profesionales, jardines maternales, talleres culturales desarrollados en cada rincón de la ciudad, la Medioteca, Tecnoteca, Centro Cultural Leonardo Favio, playones deportivos, deporte educativo, escuelas de verano, centros de alfabetización y de terminalidad escolar y al Ser Arte y Parte. También enunció el cuidado del embarazo y el impulso a la vacunación de niños y niñas en tiempo y forma.

Gill admitió que “falta muchísmo”, pero que se reconocen “las políticas y los esfuerzos para tomar este paradigma como el aspecto central de la ejecución de las políticas municipales”.

El anuncio fue efectuado ayer a la mañana en los vagones recuperados en barrio Las Playas, en un sector que antes era un cañaveral sucio y abandonado. Gill acudió hasta allí con buena parte de su Gabinete, como Claudia Arias (Inclusión y Familia), Héctor Muñoz (jefe de Gabinete), Margarita Schweizer (Educación), Humberto Jure (Salud), Lucas Pagliero (Descentralización Territorial), directores de MuniCerca como Mauro Almirón y Damián Truccone, entre otros. También fue de la partida la legisladora provincial Nora Bedano.

El intendente explicó que decidió dar a conocer la noticia allí por su alto contenido simbólico, ante la recuperación del lugar en 2016. Y dijo que “desde Europa se rescató que en un rincón de la ciudad un vagón abandonado se transformó en un centro cultural para cambiarle la vida a la gente”.

 

¿Se evaluaron los índices de deserción?

Cuando se le preguntó si se evaluaron índices de repitencia o deserción, entre otros, Gill respondió que “hay un conjunto de variables que se tienen en cuenta”, por lo que se tuvo que presentar todo lo vinculado a la realidad escolar, “entre ellas los niveles de deserción, de abandono o de ausentismo”, pero remarcó que se plantearon “las políticas que generamos” en torno a eso.

Subrayó que “tenemos una universidad que tiene uno de los índices de graduación más altos de todo el sistema universitario con relación a los estudiantes que ingresan” y la consideró como política activa en pos de una ciudad del aprendizaje.

Afirmó que el índice de abandono “es como todo lo que sucede en el país, pero tenemos dos equipos interdisciplinarios que están trabajando casa por casa sobre por qué se produce la situación de abandono”.

“Tenemos gente que no ha terminado la escuela, como en todo el país, pero hemos abierto trece centros para que se dé la alfabetización y la terminalidad escolar”, apuntó.

Gill se comprometió a formar una Unidad Ejecutiva de Ciudad del Aprendizaje, “que supera la Secretaría de Educación”, la que tomará “como una variable la medición de indicadores de cómo las políticas que llevamos adelante van impactando en el cambio de las problemáticas”.

Además, dijo que tanto Educación de la Provincia como de la Nación avalaron la postulación de Villa María para este premio.

 

Print Friendly, PDF & Email
Facebooktwittergoogle_plusFacebooktwittergoogle_plus