El Diario del centro del país

Violencia de género: “No quiero ser una víctima de femicidio más”

Fernando Encina, policía de la Caminera, ya recibió otro tipo de denuncias por violencia. Un camionero denunció en 2017 que sufrió maltratos durante un control por parte de este agente, hasta le arrancó la camisa. Estas imágenes son capturas de un video en donde quedó registrado el hecho

Tiene restricción perimetral, pero no le dieron botón antipánico

Una joven de 22 años denunció que su expareja, policía de la Caminera, la golpeó salvajemente e intentó tirarla por la escalera. Asustada, pide protección y la acción de la Justicia

Jessica Vilella es una mujer más víctima de violencia de género. Con 22 años, hace más de un año y medio sufre golpes por parte de su ahora expareja.

“Estuve de novia desde julio de 2017 con Fernando Encina, policía de la Caminera, y sufrí violencia toda la relación. El también era boxeador y pega muy fuerte”, contó a El Diario.

“El viernes pasado, decidí terminar definitivamente la relación. Ese fin de semana él se fue a Carlos Paz sin avisarme y ahí tomé la decisión. Este lunes fui a su casa a buscar cosas mías que habían quedado y cuando entré cerró la puerta con llave. Le pregunté por qué cerraba y me dijo ‘porque se me da la gana’. Lo noté alterado, entonces empecé a guardar mis cosas sin hablar para irme rápido porque sabía lo que se venía. Se sacó la remera y me empezó a preguntar por qué estaba enojada. Cuando le repetí que no quería seguir la relación, me empezó a pegar. El vive en un primer piso y abajo hay otra casa. Empecé a gritar para que me deje de pegar. Sentí tres trompadas en la cabeza”, contó Jessica, a quien también se le pueden ver rasguños en la espalda y moretones en los brazos.

“Me sacó a patadas de la casa. Los vecinos me ayudaron y uno me agarró porque me él me estaba empujando para tirarme por la escalera. Yo estaba en corpiño, porque me arrancó la remera. Me dijo ‘vos no te vas a ir así, te voy a sacar la remera’ y me agarró de los pelos y pegó un tirón desde atrás a la remera. Trabajo a la vuelta de su casa, entonces dejé mis cosas ahí y me fui a la comisaría”.

“Cuando llegué a la Policía, me dijeron que la otra parte estaba ahí haciendo una denuncia y que tenía que esperar. No sé qué podía denunciar de mí, si fue él quien me pegó y los vecinos ya se ofrecieron a salir de testigos. Después me tomaron la declaración y me preguntaron si quería iniciar una acción penal y les dije que sí, pero finalmente me dijeron que todavía no se podía, que había que esperar. Quería que se hiciera todo lo que se debía. También me ofrecieron una restricción perimetral y les dije que sí”, relató Vilella.

“Cuando hice la denuncia, lo vi. Lo estaban acompañando a la psicóloga de la Policía, después al asesor letrado. Hicieron más cosas por él que por mí. Me preguntaron irónicamente si lo quería hacer meter preso o hacerle perder el trabajo. Quiero que se haga justicia. El ya tiene antecedentes con sus dos exmujeres y también en la Policía y nunca se hace nada”, manifestó.

“Cuando hice la denuncia vi que estaban más pendientes de cuidarlo a él que detrás de lo que yo estaba denunciando. Mi abogada, María José Berrondo, me dijo que vaya al juzgado. Cuando fui pedí hablar con el fiscal Márquez y una secretaria me dijo que no podía hacer nada. Pero si hay un fiscal de guardia por la feria judicial, ¿cómo no pueden hacer nada?”, expresó.

Al ser consultada sobre si le dieron un botón antipánico, Vilella manifestó que no: “Me dijeron que ande con el papel de la restricción para todos lados y que si me llega a hacer algo vaya a la Policía y presente el papel. Les respondí: ‘Roguemos que no me mate’. El ya estuvo detenido por violar una restricción perimetral con su exmujer”.

 

Vivir con miedo

“Nosotros empezamos a estar juntos en julio de 2017. A los pocos meses tuvo el incidente con el camionero (ver recuadro). Desde esa fecha él no ha podido recuperar el arma de trabajo en la Policía, porque no le da el psicodiagnóstico. Siempre tuvo problemas de agresión. A partir de los ocho meses de relación, comenzó a golpearme. Yo no quería denunciarlo porque no lo quería hacer meter en problemas. Siempre me terminaba enredando en las mentiras, tenía un poder de manipulación muy grande y yo le creía. Estaba enamorada y me callaba. Cuando teníamos una discusión, me pegaba. El último tiempo ya era todas las semanas, sábado o domingo me pegaba. Ahí le dije que no lo denunciaba, pero que nos separábamos. Estuvimos dos meses separados, desde octubre a diciembre de 2018 y después le di una nueva oportunidad, con la condición de que se haga tratar. Le pedí que vaya a una psicoanalista, para tratar su violencia”.

Si bien Vilella lo notó “más tranquilo” tras empezar el tratamiento psicológico, a las pocas semanas comenzó de nuevo a maltratarla: “Me hacía desprecios todo el tiempo, me denigraba”.

Jessica tiene una hija, que también sufrió maltrato verbal por parte de Encina: “No le pegó, pero le gritaba y la insultaba todo el tiempo. Si yo reaccionaba me pegaba, y yo tenía miedo por mi hija. Lo único que yo podía hacer era llorar, tenía mucho miedo. Mi hija le tiene miedo y hace meses que ya no los junto. Pero ¿por qué vivir con miedo? Antes de decir algo lo pensaba diez veces, porque todo lo hacía enojar”, expresó quebrada.

Vilella también descubrió que le había hackeado su celular: “Revisó mi WhatsApp durante meses, me di cuenta cuando volvimos en diciembre porque sabía cosas que sólo podía saber leyendo los mensajes. Cuando abrí su computadora, tenía mi WhatsApp abierto”.

“Quiero que la Justicia haga lo que tenga que hacer, pero que se haga justicia. No puede ser que esta persona me pegue a mí, y ahora puede ir y pegarle a otra mujer”, finalizó.

Ya fue denunciado por abuso de autoridad y lesiones

Fernando Omar Encina, policía de la Provincia de Córdoba que presta servicios en la Caminera, fue denunciado en noviembre de 2017 por abuso de autoridad y lesiones a raíz de un violento incidente cuando realizaba un control vehicular sobre la ruta nacional 9, entre Villa María y Ballesteros. El camionero villamariense Héctor Gustavo Juárez (45) denunció que sufrió maltrato y agresión física luego de cometer una contravención. La hija de Juárez filmó el momento de la agresión con su celular. La nota sobre el incidente fue publicada por El Diario en la edición del 25 de noviembre de 2017.

Print Friendly, PDF & Email

En la misma categoría

Gran triunfo de Ameghino en Paraná

Alexis Loudet

Prolongado allanamiento por droga en una vivienda de barrio San Martín

Noemí Bramardo

La oposición vuelve a votar dividida

Juan Pablo Morre