Rugby / Joaquín Blangetti

“No veo la hora de estar en Francia”

El villanovense, formado en San Martín RC, se sumará al Uson Nevers Rugby, equipo de la segunda división, en un contrato por dos temporadas. Antes de viajar, dialogó con EL DIARIO
martes, 27 de julio de 2021 · 00:00:00

Para Joaquín Blangetti las emociones vividas esta temporada parecieron repetirse con una rapidez sorprendente. Primero fue el debut como titular en la Primera división del San Martín RC (frente a Jockey Club), enseguida un segundo partido frente a Urú Curé; luego llegó la convocatoria a Los Pumitas (para jugar un torneo en Sudáfrica) y enseguida, la oferta para sumarse al Uson Nevers Rugby de la Pro D2 (segunda división del rugby francés).

El villanovense, de apenas 19 años vive un presente soñado y lo disfruta con la emoción sin límites, aunque todavía sin poder caer de todo lo que está viviendo.

Hoy al mediodía, con sus ilusiones se subirá a un avión para trasladarse a París, previa escala en Madrid, y posteriormente a Nevers, para luego de cumplir con los protocolos sanitarios sumarse a su nuevo club.

“Ya estoy en Buenos Aires, esperando poder viajar. Vine con mi papá para buscar el pasaporte y quedarnos ya instalados en un hotel esperando el vuelo de mañana (por hoy)”, dijo en diálogo con El Diario.

“Ya tengo ganas de estar allá”, manifestó dejando en claro su ansiedad. “No veo las horas de poder empezar a trabajar con mi nuevo club y con un buen ritmo de entrenamiento”, agregó.

“Para viajar me exigieron un PCR previo de 72 horas. Sé que tengo que hacer escala en Madrid, el miércoles, como a las 5 de la mañana de allá, y a las 7 tendré otro vuelo hacia París. Cuando llegue, tengo que cumplir con 10 días de aislamiento”.

Sobre cómo surgió la oferta contó que “fue luego del partido que jugué en Sudáfrica, frente a Georgia. Se me acercó un entrenador y me dijo de jugar en Francia. Las siguientes tratativas las continuó con mi familia. Me dijeron que en un primer momento voy a entrenar con un grupo de juveniles de 20 a 23 años y si tengo chances me subirán al equipo de primera. En un primer momento jugaré en una especie de reserva. Son dos años de contrato”.

“El entrenador que me habló es de Córdoba, Horacio San Martín (exjugador de Los Dogos y Los Pumas), y se dio todo muy rápido. Lo tomo con calma. He vivido muchas cosas en los últimos meses y siento que todavía no caí. Pero lo vivo como algo muy lindo”, destacó.

Su vida cambió en poco menos de dos meses, luego de jugar dos partidos en la Primera de su club, llegó la convocatoria a Los Pumitas, para jugar el Torneo U20 International Series en Sudáfrica. Y ahora esta chance de jugar en el rugby galo.

“Esta posibilidad impactó a todos en mi familia, están todos muy emocionados y apoyándome. Tenían ganas de venir a acompañarme a Buenos Aires pero se tuvieron que quedar allá en Villa Nueva“, se lamentó.

El idioma sabe que puede ser un obstáculo en un primer momento. “Voy a vivir en un departamento con un galés y otro jugador de Fiji; pero mis vecinos serán dos jugadores cordobeses que están en mi nuevo club. Tendré que aprender el idioma para que me facilite la comunicación con todos. Igual hablo un poco de inglés, lo básico”.

En cuanto a la experiencia vivida en Sudáfrica analiza “Fue muy linda, dura, me esperaba un punto de encuentro duro en los partidos, pero la pase muy buen, conocí buena gente y lo disfruté”

En un momento de la charla surge como comentario un roce de partido a la salida de un scrum, con el pilar izquierdo de la selección de Georgia. La cosa no pasó a mayores, y quedó como una situación más de la fricción del partido. “Lo gracioso es que con ese jugador ahora nos hablamos seguido por Instagram, quedó una buena relación y ahora también se va a jugar a Francia”.

También en el San Martín RC de nuestra ciudad hubo una gran alegría de saber que Joaquín seguiría su carrera en Francia. “Todos estaban contentos, me aconsejaron que tomara una buena decisión. Muchos me dieron consejos, entrenadores y dirigentes. Fernando Maidana fue de gran ayuda en este tiempo, me llevaba a entrenar a General Deheza, donde él dirige, cuando acá no se podía, hicimos muchos viajes. Más que entrenador y compañero de equipo, se convirtió en un amigo. Hemos entrenado mucho, a veces en el patio de su casa, o en la mía”, señaló.

“Vivo este momento como una posibilidad para mi desarrollo deportivo. Es duro por la distancia que estaré de mi familia, pero sé que es por mi bien, para tener un futuro mejor y haciendo lo que me gusta, que es jugar al rugby. Igual siento que todavía no caí; aunque no veo las ganas de estar allá y empezar a vivir esta experiencia”, finalizó.


Cargar mas noticias