Acidez en el embarazo: truco para decirle adiós al ardor en el estómago

domingo, 14 de julio de 2019 · 09:26

Escribe: Lula Díaz
IG: @luladiaz TW: @luladiazloc  FB: luladiazok

Durante el último trimestre de embarazo, padecer acidez en el estómago es algo bastante frecuente. Incluso puede que en las anteriores etapas (primero y segundo trimestre) también algunas mujeres sientan esa sensación de ardor, aunque esto sea un síntoma típico de los últimos tres meses de gestación.

El obstetra Aníbal Llorente (*) explica que la acidez en esta etapa del embarazo se debe a que el útero, al crecer, produce un efecto de levantamiento del estómago. Y el estómago está “acostumbrado” -por así decirlo- a tener ácido clorhídrico muy concentrado en su parte inferior. 

Entonces cuando el útero empuja, también este ácido se coloca más arriba y comienza a estar en contacto con la parte superior del estómago e incluso con el esófago.

Esto hace que la mujer tenga ardores en el estómago y en muchos casos puede ser un verdadero problema. 

Llorente les da a todas las mamás embarazadas un excelente consejo para aliviar la acidez estomacal: beber leche congelada. ¿Cómo hacer? En una cubetera, en lugar de colocar agua, colocás leche (entera o descremada) y una vez que se han hecho los cubitos, ponés algunos en un vaso y los vas tomando de a traguitos, a lo largo del día.

Si el panorama se vuelve más complejo, lo ideal es consultar con un médico porque si bien los antiácidos no son muy recomendados durante el embarazo, con el asesoramiento de un médico se pueden consumir para aliviar los ardores.

Tips para prevenir la acidez:

  • Evitar las comidas abundantes o los “atracones”.
  • Comer despacio, masticando bien la comida facilitando así la digestión.
  • Es recomendable comer varias veces durante el transcurso del día en pequeñas cantidades que comer pocas veces y mucho.
  • Evitar el café, el té en demasía y bebidas con cafeína o con mucha azúcar.
  • Evitar alimentos fritos, picantes o con mucho condimento.
  • Tener cuidado con los cítricos. Si notás que no te caen bien, hablá con tu médico para que pueda asesorarte sobre cómo remplazar a la vitamina C.
  • No comer las comidas ni muy frías ni demasiado calientes. Esto ayuda a que no se irrite la pared del estómago.
  • No acostarse inmediatamente después de almorzar o de cenar. En el caso de la siesta, podés acostarse utilizando almohadones que te mantengan semiacostada, para facilitar así el proceso digestivo.

(*) Dr. Aníbal Lucero Llorente - Obstetra MP 5697
 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios