Cómo lavar la ropita del bebé

Si estás transitando el último período de tu embarazo y ya comenzaste con el armado del bolso esta nota te va a interesar.
domingo, 11 de agosto de 2019 · 20:02

Escribe: Lula Díaz - IG: @luladiaz TW: @luladiazloc  FB: luladiazok

En general  la ropita del bebé está realizada en telas delicadas e incluso puede que la mayoría sea de colores claros. Por  una cuestión de asepsia será necesario que aunque sean prendas nuevas pasen por un proceso de lavado y planchado antes de ser usadas por el niño.  Con el fin de no dañar las telas es importante que uses los productos adecuados. 

 

1. No mezclar con otra ropa

Nunca pongas en una misma carga del lavarropas tu ropa o la de tu pareja junto a la del bebé. Como decíamos, necesita un lavado especial y este es el primer tip. Esto se debe a que es conveniente lavar la ropita del bebé con jabones especiales.

 

2. Lava la ropa antes de que tu bebé la use

Esto es especialmente recomendable si es la primera vez que usa la prenda. Seguramente tendrás muchas remeras, batitas, ranitas o pantalones que te han regalado para tu bebé, y para evitar que la pielcita entre en contacto directamente con químicos u otras sustancias, es aconsejable lavarla antes del primer uso. Lo mismo vale para las sábanas, toallones y en especial, la ropa que puedes comprar por Internet (y llega a tu casa en embalajes).

 

3. El detergente ideal

Lo mejor son los detergentes neutros, es decir, que no contienen colorantes ni aromatizantes.  Hay algunas marcas que ofrecen jabones de lavado especiales para la ropa del bebé o prendas delicadas en general. Esto es especialmente durante los primeros seis meses de vida.

 

4. Cuidado con los suavizantes y quitamanchas

Si bien muchas veces estos productos son más que necesarios, ten mucho cuidado con su uso. No se trata de no usarlos, sino de tener especial cuidado con ellos.

Tanto uno como otro, en el caso de no quitarse correctamente de la prenda tras el lavado, pueden ocasionar algunas irritaciones o alergias en la piel de los bebés recién nacidos, y esto se debe a sustancias químicas que quedan en la tela. El consejo: cuanto menos uses estos productos, mejor.

 

5. ¿Qué lavo a mano y qué en el lavarropas?

Hay prendas de telas delicadas que es preferible lavarlas a mano, como las ropitas de lana, por ejemplo. En este caso, debes tener mucho cuidado en que no queden restos de jabón en la tela. Para esto, puedes enjuagar dos veces la ropa. 

En el caso del lavarropas, puede ir todo ese resto de ropa que no se considera “delicada”. Para esto, procura colocar cargas de acuerdo al tipo de telas y colores, para evitar que algunas prendas destiñan y manchen a otras de tonalidades más claras. 

Lo aconsejable es optar por un programa de “doble enjuague”, y si la ropa es poca, puedes elegir también una carga reducida.

 

6. Planchado

Una vez que la ropita del bebé está limpia, el planchado debe ser siempre a una temperatura baja, debido a que la mayoría de las prendas son de telas delicadas o contienen puntillas, apliques y otros elementos sensibles al calor de la plancha.

 

Valorar noticia

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios