El domingo en el Centro Favio - El evento se realizó ante un auditorio colmado

El tango local tuvo su fiesta de 15

Participaron diversos músicos villamarienses en una velada que debió hacerse bajo techo por condiciones climáticas
martes, 14 de enero de 2020 · 11:37

Por segundo domingo consecutivo, el clima jugó una mala pasada a las propuestas programadas por el área Cultura en la explanada del Monumento al Libertador San Martín.

No obstante, como sucediera la semana anterior con el Festival del Acordeón, el Festival del Tango se llevó a cabo bajo techo, trasladándose al hall del Centro Cultural Leonardo Favio.

La misma disposición se había adoptado en la edición 2017, cuando los sonidos del “2x4” debieron guarecerse por caprichos de los fenómenos meteorológicos. La velada de entrada gratuita, que correspondió con la 15º edición del evento dedicado a la música ciudadana, fue animada nuevamente por el histórico conductor Renato Sansinanea y contó con la presencia de: la orquesta Simplemente Tango dirigida por Héctor Cánova, Clave de Tango a cargo de Oscar Bravín con la voz de Rubén Romero, el dúo de Ivana Gabetta y Carlos García junto a los músicos Daniel “Manco” Garcés y Germán Grossi (que tuvo gran aceptación en el público), el solista Gastón Olivera junto a la pianista Elena Portolesi y dos singularidades que adornaron la noche.

Por un lado, se plasmó la convocatoria al reconocido cantor local Antonio Morel en el inicio y la actuación del conjunto La Vituré con el regreso de la cantante Angela Rüedi luego de 9 años ante un auditorio repleto.

 

Antonio Morel

Morel anunció que ahora grabará obras folclóricas

Morel, que este año celebrará nada menos que 88 años de edad, es una leyenda viva dentro de la escena local. Cuenta con 14 discos editados (“todos en estudio, ninguno en vivo”, subraya el artista), un podio en el Pre-Baradero 2005 y lema que lo porta como estandarte o declaración de principios: “Yo no canto para vivir, yo vivo para cantar”.

“Lo mío es todo de la madre naturaleza, jamás pisé un conservatorio”, admite ante este medio. “Siempre tuve confianza en mí y en mis condiciones. Hace 20 años, precisamente, el maestro Osvaldo Scaglia me había convocado a actuar. Ya en la cuarta estrofa del primer tema, la gente me aplaudió. Al terminar, se me acercó una persona a felicitarme por mis atributos; decía que tenía una buena afinación, era tiempista y tenía expresión para el tango. Esa persona era Alberto Bacci, director de la Orquesta de Música Ciudadana. Ahora, con él, quisiera cantar como invitado en su conjunto, Cuarteto del 30. Pero lo que me tiene entusiasmado es la posibilidad de grabar obras folclóricas. Es una deuda pendiente con la Agrupación Folklórica Villa María. Desde la entidad me vienen invitando a cantar en su peña desde hace dos décadas. Por eso, en estos días me voy a juntar con unos músicos para ensayar y ver cómo sale todo, para luego ir al Estudio 1 de Gustavo Botta. Sé que quiero grabar la zamba ‘La 7 de Abril’, que hace alusión al Día Nacional de la Zamba, entre otras obras”, adelantó.

 

Angela Rüedi

Angela Rüedi volvió a La Vituré luego de 9 años

Angela Rüedi se hallaba embargada de emociones. Por un lado, se trataba de su regreso a La Vituré luego de tantos años y, por el otro, las casualidades o causalidades del destino hicieron que el festival se trasladase al auditorio donde meses atrás se rebautizara con el nombre de su padre, el escritor e historiador Rubén Rüedi, fallecido el 30 de julio de 2018. Sobre la vuelta al elenco musical, la cantante precisó: “Hace 9 años me había ido a vivir a Córdoba, así que se me complicaba mucho venir a ensayar tanto con el grupo como con la Orquesta de Música Ciudadana, donde también participaba. Ellos siguieron tocando y yo armé proyectos como Tanguístika (dúo de electrotango con el pianista Emmanuel Millán), con el cual  incluso vine a tocar un par de años atrás para una Feria del Libro en el Favio. Pero hace poco, sucedió que a Miguel Albri (bandoneonista y director de La Vituré) lo distinguieron en Río Tercero, su ciudad por sus 70 años con la música. Entonces, le interesó que yo volviera al grupo, actuáramos y que también grabáramos un disco”.

En el mismo sentido, señaló que “volver a tocar juntos fue como si nos hubiésemos visto ayer. Son los mismos arreglos de 9 años atrás y la misma conexión”, agregó.

“Como dos extraños”, “Corazón al sur”, “Naranjo de flor” y “Sueño de barrilete”, entre otros, sonaron en la voz de Angela, acompañada por Liliana Camana en teclados, Marcos Bustos en contrabajo y Albri en bandoneón.

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias