INVENTARIO/Mendoza/Uspallata

Abrazos a la cordillera

domingo, 21 de julio de 2019 · 11:30

Escribe Pepo Garay Especial para El Diario

MINIGUIA: Ubicación: noroeste de la provincia de Mendoza Distancias: 720 kilómetros al noroeste de Villa María, 120 desde Mendoza capital Población: 6.000 habitantes

 

1) Montañas por doquier

La preciosa Uspallata vive planchada, serena y feliz en las adyacencias de la cordillera de Los Andes, al noroeste de la provincia de Mendoza. Sitio privilegiado si los hay, latitudes colmadas de postales montañosas que le dan a la localidad un contexto especial, el cual se aprecia desde casi todos los puntos del pueblo.

En cuanto a nombres propios, hay que citar al cerro de los Siete Colores (a escasos kilómetros del centro, su nombre lo dice todo) y el cerro Tunduqueral (a 7 kilómetros, hogar de pinturas rupestres hechas por los nativos de la zona hace varios siglos atrás).

Tampoco se puede dejar de abrazar las rutas repletas de imponentes siluetas rocosas que conectan con Chile (80 kilómetros al oeste, la frontera, el camino del caracol, el centro de esquí Los Penitentes, el famoso Puente del Inca y el Parque Provincial Aconcagua con la montaña más alta de América incluidos) con la provincia de San Juan (al norte) y con el dique Potrerillos, las termas de Cacheuta y la ciudad de Mendoza (al sureste).

 

2) Adrenalina en el agua 

La tranquilidad local, apenas distraída por el paso de visitantes que hacen relajado uso de hoteles, restaurantes y emprendimientos turísticos varios, se contradice con toda la adrenalina que ofrece el río Mendoza.  

Vergel de agua que en los alrededores de Uspallata combina con bellísimas postales de montaña, y que en su seno aloja correntadas bien aprovechadas por los forasteros. Son los que se lanzan en gomones (balsas inflables de PVC) provistos por los prestadores locales y, capitaneados por un guía, viven una activa experiencia entre saltos, cascadas, piedras, curvas y mucha diversión.    

 

3) Villavicencio y otras joyas de altura

Volviendo a las montañas (siempre están presentes en esta parte de Mendoza, por suerte), los caminos llevan a Villavicencio. Una reserva natural conocida por la marca de agua mineral, que incluye al famoso hotel, unos encantadores paisajes de quebradas verdes y boscosas y notable diversidad de fauna (guanacos, pumas, zorros, cóndores y águilas, por ejemplo) y flora.  

Al lugar (ubicado a 3.000 metros sobre el nivel del mar), se accede mediante un espectacular camino de altura, que incluye el sector de los “caracoles”, el área de Paramillos (con ruinas que dejaron indígenas y jesuitas), las termas de Villavicencio, la Cruz del Paramillo y soberbias vista del Aconcagua (lo que incluye al parque provincial homónimo) y de la cordillera en general.

  

4) Historia, con San Martín de protagonista

Al inicio del trayecto citado, el Monumento de Canota rinde homenaje al Ejército de los Andes, que dirigido por un tal José de San Martín pasó por aquí antes de cruzar la cordillera. El aura de la gesta, en realidad, se palpa en toda Uspallata, que allá a lo lejos en las espumas del tiempo vibró con el paso del general y sus valerosos hombres.  

En ese sentido, cabe destacar el rol de Las Bóvedas. Tres cúpulas de cemento que en medio del campo, sirvieron como hornos de fundición (cuentan algunos vecinos que parte del armamento del ejército patriota se fabricó allí) y que hoy forman parte de un museo. La Mina de Paramillos (siglo XVII, levantadas por colonos españoles) completan el circuito histórico.   

 

5) Al vino, vino

Finalmente, queda visitar algunas de las bodegas que se acomodan en la zona de Uspallata, y deleitarse con vinos de montaña que alegran el paladar y el corazón. Los emprendimientos, ofrecen visitas que ayudan a que el turista conozca los secretos de la preparación de brebajes hechos a base de malbec y pinoit noir, por caso. 

Asimismo, las bodegas regalan vistas de los intensos viñedos combinando a las maravillas con las montañas. Sin dudas, las grandes protagonistas en este rincón del país.  

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios