Machu Picchu reabre con un visitante inusual

jueves, 5 de noviembre de 2020 · 14:29

El pasado 15 de octubre, las puertas de Machu Picchu se reabrieron nuevamente después de haber permanecido cerradas por más de siete meses y medio. Lo más inusual de esta reapertura fue la exclusividad con la que se atendió a su primer visitante, un tozudo y consecuente ciudadano japonés.

Jesse Takanawa,un joven de 27 años, se aprestaba a visitar Machu Picchu el pasado 14 de Marzo pasado, cuando se entero de que el gobierno Peruano había decretado una cuarentena de dos semanas para lidiar con la llegada súbita de la pandemia de Covid-19.

Como muchas otras personas, Jesse, creyó que la pandemia solo duraría dos semanas como  el gobierno peruano lo había establecido. Es así que decidió esperar en la ciudad de Aguas Calientes, la cual es adyacente a la ciudadela Inca de Machu Picchu.

Sin embargo, pasadas las dos semanas el gobierno Peruano extendió la duración de la pandemia por 30 días más y así sucesivamente. Pero Jesse, fiel a su carácter, no quiso rendirse a no poder ver una de las siete maravillas del mundo y decidió quedarse en Aguas Calientes durante todo el tiempo que duró la pandemia, sí, exactamente siete meses y medio.

Durante todo este tiempo, Jesse encontró muchas formas de entretenerse, algunas veces saliendo a caminar y  otras veces practicando yoga. Hace un mes aproximadamente, algunos trabajadores del gobierno peruano que realizaban los trabajos de desarrollo del protocolo sanitario para la reapertura de Machu Picchu, se enteraron de la historia de Jesse, y decidieron interceder por él ante sus superiores.

Es así que el pasado 14 de Octubre, Jesse recibió la autorización del gobierno peruano para que pueda realizar una visita extraordinaria a Machu Picchu.

Al día siguiente, el propio director del parque arqueológico de Machu Picchu, el arqueólogo Jose Bastante, acompañó a Jesse a las puertas de Machu Picchu para poder abrirle las puertas y decretar simbólicamente la reapertura de este impresionante lugar.

Jamás en sus más salvajes sueños, Jesse imaginó que  tendría la oportunidad de poder ser el único visitante a Machu Picchu, ni de tener como guía a un experto en el lugar como es el arqueólogo Bastante.

Luego de una vista de dos horas aproximadamente y de conocer los lugares de importancia más relevantes de Machu Picchu, Jesse procedió a tomarse fotos con los trabajadores, antes de retirarse después de haber cumplido uno de sus sueños.

La historia de Jesse es sinceramente inspiradora, es también el premio a la constancia, la resiliencia y la paciencia que tuvo para poder visitar este lugar tan maravilloso.

Machu Picchu y la ruta número cinco del Camino inca reabriieron oficialmente el 1 de Noviembre. El gobierno peruano ha decretado que los ingresos a este lugar serán gratuitos por los primeros quince días de Noviembre.

También se ha establecido que para el correcto cumplimiento de los protocolos de salubridad, el aforo a este monumento, patrimonio de la humanidad, sea reducido en un 70%. Lo que significa que apenas 675 personas al día podrán ingresar a Machu Picchu mientras perdure la pandemia de Covid -19.

Las reservas para visitar Machu Picchu se pueden hacer a través de un operador de turismo calificado que pueda garantizarle la calidad del servicio que usted merece.

Valorar noticia

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios