Primera Nacional / El plantel fue recibido en el municipio

“Chaca” apunta a tomar impulso en la ciudad

El Funebrero empezó su pretemporada en la ciudad. El “profe” D`Ambrosio destacó que cumplió con un viejo anhelo y el DT manifestó que acá sentarán las bases para escaparle a la lucha por mantener la categoría
martes, 14 de enero de 2020 · 11:20

Ayer Chacarita inició formalmente sus trabajos de pretemporada en nuestra ciudad, con la mira puesta en seguir levantando el nivel y sumando puntos que lo alejen de la lucha por la permanencia en la Primera Nacional del fútbol argentino.

Pero, más allá de lo netamente deportivo, para Villa María los trabajos del funebrero pueden convertirse en una vidriera que abra las puertas a que otros planteles pisen nuestras tierras para ponerse a punto en los recesos entre un torneo y otro.

Así lo manifestó ayer Gustavo D’Ambrosio, el villamariense preparador físico del Funebrero que fue artífice principal de la llegada del equipo.

La Municipalidad, con el intendente interino Carlos De Falco a la cabeza, le dio la bienvenida formalmente a Chacarita en el Salón Blanco, donde organizaron una conferencia de prensa de la cual participaron, junto al “profe” D’Ambrosio, el director técnico José María Bianco, un dirigente del club y Juan Cruz González, capitán del equipo. En la oportunidad, durante buena parte de su alocución, De Falco se dedicó a destacar las virtudes de Villa María en general y se referió al proyecto de canje de la Plaza Ocampo y la Ciudad Deportiva.

 

“En el patio de mi casa”

D’Ambrosio reconoció que tuvo que trabajar bastante para poder concretar algo que era un anhelo personal: poder traer a su ciudad al equipo en donde estaba desempeñándose.

Lo logró con Chacarita, pero lo intentó muchas otras veces en los diferentes clubes de los que formó parte. “Hace muchos años que intento esto, pero debido a que otras personas no me lo permitían hacer en Villa María me terminaba siempre quedando con las ganas de mostrarle la ciudad a los equipos en donde estuve”, rememoró.

¿Qué pasó esta vez? Básicamente, hubo voluntad. “Después de tanto tiempo inicié una conversación con Martín Gill que me abrió las puertas. También agradezco a Mariano Olaviaga y Fernando Badrán que fueron artífices para darme con los gustos de lo que necesitábamos para venir acá”.

El preparador físico que supo integrar cuerpos técnicos de Alumni reconoció que desde la dirigencia del club le había ofrecido otros lugares para trasladar al plantel durante la pretemporada. “Desde el club me habían ofrecido ir a Mar del Plata, Santa Teresita o Necochea, pero le dije a los dirigentes que me parecía que era el momento de venir a Villa María y no me pusieron ningún reparo, dejaron todo en mis manos”, comentó visiblemente contento.

De hecho, reveló que podría haber otro equipo de la Primera Nacional en la ciudad haciendo pretemporada, pero que la falta de infraestructura lo impidió: “Brown de Adrogué no vino porque no teníamos cancha. Me llamaron para venir también, pero la cancha principal (Plaza Ocampo) la vamos a usar nosotros y si hubiera habido algún predio con una cancha en condiciones seguramente Brown de Adrogué estaría también acá haciendo pretemporada”.

D’Ambrosio aprovechó para hacer un análisis y referir que “la infraestructura es fundamental para que los clubes vengan, porque lo que te tiene que dar la naturaleza está”.

“Sobre todo son importantes las canchas. Los estadios tienen que ser de buena calidad porque los equipos de Buenos Aires que juegan Nacional y Primera División tienen canchas de muy buen nivel, entonces siempre lo primero que se busca es eso. La hotelería la ciudad la tiene. Necesitamos mejorar el tema de la infraestructura, no solamente lo municipal, sino las canchas de los clubes, porque eso se puede a su vez alquilar a distintos clubes para hacer las pretemporadas”, puntualizó.

También consideró que, de salir todo bien, la visita de Chacarita puede ser la primera de muchas: “Vamos a tratar de fomentar porque esto es boca a boca. Después que Chacarita salga de acá los demás clubes van a preguntar cómo fue todo, qué tal la ciudad, entonces la imagen que vamos a dejar acá tiene que ser muy buena para que se repita, no solamente el verano que viene, porque ahora en las vacaciones de julio también tenemos pretemporada”.

El “profe” tiene 25 años de carrera y confesó que se encuentra “en un momento ideal” porque “estoy muy a gusto con el cuerpo técnico que trabajo, estoy en un club de Primera división, porque la verdad es que tiene cosas de Primera divisón, y estamos tratando de levantarlo porque tiene que estar más arriba”.

Finalmente, cerró: “Qué mejor que esto, venir a entrenar al patio de mi casa es un orgullo total”.

 

Hacer una buena base

José María Bianco puso el ojo sobre el aspecto deportivo. Con los trabajos que empezaron ayer a desarrollar en distintos puntos de la ciudad, pretenden sentar las bases para lograr escaparle a la lucha por mantener la categoría. “El objetivo que nos planteamos desde la primera charla que di este año fue tratar de pensar en el reducido. No digo en el campeonato, pero sí en el reducido porque no estamos tan lejos, estamos a seis puntos; y a cuatro de All Boys que en este caso es el equipo que está descendiendo”, comentó.

“Si hacemos una buena preparación y mentalmente pensamos con positivismo todo lo que viene, vamos a estar más cerca del objetivo de pelear por el reducido que pelear por mantener la categoría. Ojalá que a los jugadores les llegue el mensaje y podamos hacer una segunda rueda muy buena porque estamos en una institución muy importante dentro de lo que es la historia del fútbol argentino”, anheló el DT.

72%
Satisfacción
0%
Esperanza
9%
Bronca
18%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios