Castraciones en Villa Nueva

Una polémica que sigue

Desde el Colegio Médico Veterinario de Córdoba salieron al cruce de las declaraciones que realizó el municipio en torno al plan de castraciones que se viene llevando a cabo en la ciudad

La Municipalidad de Villa Nueva dio inicio, días atrás, a un plan de castraciones en el marco de un plan de control poblacional de animales. En ese marco, luego de que se efectuara una “castración masiva” de 150 animales domésticos, el vicepresidente del Colegio Médico Veterinario de Córdoba, Walter López, apuntó a El  Diario que se trató de “un atentado contra la salud” argumentando, entre otras cosas, que se llevaron a cabo “en condiciones paupérrimas de higiene y asepsia, poniendo en peligro la salud pública”.

Posteriormente, el asesor legal del municipio, Marcelo Martín Silvano, desmintió los dichos y planteó que los procedimientos fueron realizados por un veterinario y que nunca tuvieron un ofrecimiento por parte de la entidad a cargo de López.

Incluso, el abogado llegó a decir que López “no tiene ni la menor idea de cuáles son los atributos y las funciones que tiene una Municipalidad, que es autónoma y autárquica”.

Ahora, desde el Colegio Médico Veterinario de Córdoba vuelven a la carga con un comunicado en el que insisten en el caso.

“Finalmente, y como resultado del comunicado emitido por el Colegio Médico Veterinario de la Provincia de Córdoba, en el que hacíamos foco en la ilegalidad con la que se llevaron a cabo acciones de control poblacional en la ciudad de Villa Nueva semanas atrás, el asesor legal de la Municipalidad de esa ciudad reconoce la existencia de nuestro Colegio Profesional. Es importante entonces, no desviar el foco de lo sucedido ni de las faltas cometidas”, iniciaron.

“Nadie, absolutamente nadie, puede discutir la autonomía ni la autarquía con la que un municipio debe manejarse. Dentro de su ejido, son las autoridades las encargadas de hacer respetar las leyes y mantener el orden. Lo que es importante que el asesor legal municipal comprenda es que las actividades públicas de control poblacional se encuentran reguladas por una normativa provincial”, apuntaron, y resaltaron: “Un municipio no puede desconocer las leyes provinciales ni las funciones de los Colegios Profesionales, ya que este fue creado bajo la Ley 6.515 con la misión de brindarle un marco jurídico a la actividad profesional veterinaria dentro de la provincia de Córdoba”.

 

“Esta normativa, básicamente, establece los siguientes puntos:

-Toda acción de control poblacional pública deberá ser llevada a cabo por un profesional veterinario matriculado en la provincia de Córdoba. El CMVPC desconoce, actualmente, si quien realizó las intervenciones quirúrgicas es o no médico veterinario ya que la misiva enviada por el Colegio y firmada por su vicepresidente el Dr. Walter M. López, aún no ha sido respondida por las autoridades pertinentes.

-Además, debe presentarse en el Colegio Médico Veterinario de la Provincia de Córdoba, un protocolo conforme a las resoluciones dictadas por dicho Colegio Profesional. De esta manera, se garantizan los procesos y se resguarda la salud de los animales y las personas participantes”, detallaron.

“Afortunadamente, hemos logrado impulsar y firmar diferentes acuerdos con otros municipios interesados en llevar adelante campañas de tenencia responsable con quienes hemos colaborado abiertamente. Nos llena de orgullo brindarle a colegas de todo el territorio cordobés la posibilidad de aportar su conocimiento en políticas de Salud Pública y los cientos de profesionales que se pliegan a estas iniciativas. Con esto, nos interesa dejar en claro que la razón económica no es el foco de discusión ya que el CMVPC no establece un costo fijo para este tipo de intervenciones -sus honorarios profesionales- sino que sólo aconseja un valor de referencia”, agregaron.

Finalmente, insistieron: “Dicho todo esto, fijamos nuevamente la posición de que el CMVPC no se opone a que se lleven adelante campañas de tenencia responsable como las campañas antirrábicas o de control poblacional, pero sí debemos tomar cartas en el asunto cuando es evidente que se pone en juego la vida los animales y las personas”.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
50%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios