Argentinos evitan gastos "grandes" en respuesta a la inflación

lunes, 19 de abril de 2021 · 10:25

Si bien hace algunos años parecía que los problemas económicos de la Argentina estaban comenzando a solventarse, los eventos recientes han demostrado que aún estaríamos muy lejos de alcanzar la idílica estabilidad económica. Aunque este fenómeno de crisis es visible en cualquier aspecto del día a día, es en el consumo donde se hace más notorio.

Con una inflación que crece de forma acelerada, y la creación de medidas limitantes que no hacen más que potenciar el incremento de los precios y tensar (aún más) las relaciones entre el gobierno y el sector privado, nos estaríamos enfrentando a una Argentina que evita los gastos importantes para proteger sus finanzas.

 

Marcas importantes, descartadas

Uno de los cambios recientes de los que más se está hablando es de la "desaparición" de las primeras marcas (como se le conoce a las marcas importantes de larga trayectoria) como respuesta a una menor demanda por parte de los argentinos, quienes optan por marcas blancas para ahorrarse unos pesos.

Si bien estas últimas no suelen brindar productos de mala calidad, lo cierto es que sí estaría demostrando una menor capacidad de compra por parte de un consumidor promedio que esta colocando la estabilidad financiera muy por delante de la calidad de los productos que compra.

Este fenómeno de cambio de hábitos de consumo, como lo hemos visto en generaciones pasadas y países vecinos con situaciones económicas complejas, augura el empeoramiento progresivo de la calidad de vida de la población.

 

Caída en el consumo de carne

Otro indicador sobre la situación actual de la Argentina es la caída en el consumo de carne vacuna, la proteína más popular en nuestro territorio, que se habría ubicado en cerca de 530.000 toneladas durante el primer trimestre del 2021, una caída del 4,3% en comparación con el primer trimestre del 2020.

La noticia, compartida por la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes, revela que el consumo estaría en niveles similares a los registrados en el 2003, cuando la economía nacional atravesaba uno de sus periodos más complejos como respuesta a la crisis de los años 2001 y 2002.

Si bien la situación actual está estrechamente relacionada con la crisis del coronavirus, lo cierto es que los primeros pasos para este nuevo periodo de caída en el consumo iniciaron con el cambio de la política monetaria/cambiaria en el 2019.

 

Las ofertas mandan

Ante este fenómeno hemos podido ver un incremento en el número de ofertas mensuales publicadas por las cadenas minoristas del país, con muchas de estas pasando de apenas un par de folletos al mes, a cerca de 5 en el mismo periodo de tiempo. Se trata de una estrategia para mantener fieles a sus consumidores habituales ante las dificultades económicas.

En conjunto con este incremento en el número de campañas de descuento, la mayoría de las cadenas ha incrementado su inversión en promoción virtual, potenciando su alcance a través de distintas tiendas digitales.

Un ejemplo de esto es el de la cadena de Cencosud, DIA, que actualmente publicaría un folleto Online de forma semanal, acompañado de una campaña de descuentos mensuales. Las ofertas de DIA pueden variar desde "paquetes" de 2x1 y 3x2, descuentos de entre 50% y 50% en la segunda unidad de snacks y lácteos, y descuentos de hasta 25% en cientos de productos de consumo masivo.

Se estima que la inflación alcance el 50% a finales de este año, por lo que los argentinos no solo tendrán que tomar las precauciones necesarias ante una situación tan compleja, sino que tendrán que seguir adaptando sus patrones de consumo a esta nueva realidad.

1
2
50%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
25%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios