Empresas - Eduardo Freytes e Hijos - Una apuesta por el desarrollo, para brindar atención directa a clientes locales

“Vinimos acá, porque pase lo que pase, Villa María seguirá creciendo”

La semana próxima abrirá sus puertas en Villa María una empresa familiar, una Pyme nacida en General Deheza que creció con el impulso que la aceitera le dio a esa ciudad. Con una inversión millonaria, se asentó a la vera de la autopista Córdoba-Rosario

?Hace 40 años, Eduardo Freytes egresaba de la Escuela de la Fábrica Militar de Aviones con su título de Tornero Fresador bajo el brazo. Puso inicialmente un tallercito en General Deheza, llegaron las primeras máquinas... y la Aceitera que conduce la familia Urquía comenzó a confiarle trabajos.

De aquellos inicios a la actualidad, pasando por su desembarco con una sucursal en Brasil en 1996, la Pyme de Freytes no perdió una de sus características salientes:?la de ser una empresa familiar, en la que su esposa Susana y sus hijos Martín y Gabriela cumplen a su lado con la tarea cotidiana.

En el Parque Industrial de General Deheza transforman la materia prima en cosechadoras, equipos de secado de maní... Es decir, industria nacional ciento por ciento.

-¿Por qué la elección de Villa María?, quiso saber el periodista de El Diario.

-Lo mismo me preguntaron en casa, ya que estábamos bien en Deheza. Pero es como si allá viviésemos dentro de una caja de maní, y si viene una mala cosecha... En cambio, Villa María tiene una ubicación estratégica, tiene empuje, un importante sector comercial, ganadero, una industria láctea de primer orden nacional, agricultura... La sensación que pase lo que pase, Villa María seguirá creciendo. Además, algunos de nuestros clientes están acá y lo que queremos es darles una atención directa, personalizada.

-¿Cuáles son algunas de esas empresas que atienden?

-Bueno, sería un poco injusto porque me voy a olvidar de algunas, pero para que usted tenga una idea, le diré que hacemos trabajos para AcaBio, Nestlé, Saputo y Punta del Agua, entre otras...

?Freytes e Hijos es proveedora de acero inoxidable y otros aceros, accesorios para la agroindustria, chapas, tubos, perfiles... con los correspondientes cortes y plegados de hasta una pulgada por seis metros, en base a una tecnología de punta que los lleva a contar con la posibilidad inclusive de realizar cortes por medio de láser, según se explicó a este medio.

-¿A qué se refiere cuando habla de atención personalizada?

-En los primeros tiempos, yo mismo voy a estar aquí en la sucursal. Con nuestros técnicos veremos las necesidades de nuestros clientes, sus planos, y los enviaremos directamente a nuestra sede en el Parque Industrial de General Deheza, donde contamos con ingenieros y otros profesionales. Un pedido muy específico  puede tardar 24 horas en llegar. Piense que allá pueden estar cargando a  las 7 de la mañana y a las 8.15 estar descargando en Villa María, en este amplio espacio, en el inmenso galpón, en el gran estacionamiento...

-¿Por eso eligieron este terreno a la vera de la autopista?

-Bueno, es uno de los motivos. No es barata la tierra en esta ciudad... Pero, sí, creemos que damos una comodidad a quienes llegan desde otras localidades y no tienen que ingresar al casco urbano.

-No me precisó lo de la inversión...

-(Toma su cuaderno lleno de manuscritos y dice) Y... entre el terreno, la edificación... Unos cien millones de pesos llevamos invertidos. ¡Ojo, dicho así, puede sonar un poco fuerte, pero nosotros no olvidamos que empezamos con el tallercito, que venimos del subsuelo, más allá de que nos hicimos un lugar y tratamos de igual a igual y con mucho respeto con nuestros proveedores, entre los que se cuentan Acindar y Siderar, entre otros.

-¿Cuántas personas trabajan en la sede central de General Deheza?

-Somos 41 personas, por eso le digo que somos una Pyme, más allá de que exportemos a Paraguay o a donde sea.

-¿Y aquí en Villa María?

-Aquí estaremos entre 5 y 8 personas, siempre con personal técnico entre ellos.

27
75%
Satisfacción
18%
Esperanza
2%
Bronca
0%
Tristeza
2%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios