Flash-Sports: La versatilidad de lo único

En ocasiones las grandes oportunidades se esconden a simple vista. Otras veces, deben ser buscadas con anhelo y perseverancia.
miércoles, 12 de enero de 2022 · 10:56

Flash, combinó estas dos formas de hacer negocios, y con tiempo, dedicación y mucha investigación logró modificar todo su enfoque empresarial, para explotar sus ganancias en formatos y lugares, donde la oferta no satisfacía a la demanda. Esta es la historia de una marca que supo, a través de su versatilidad, lograr un producto único y muy requerido.

Los inicios de Flash están ligados al rugby, como la introducción de su página oficial lo indican.

Eso queda claro. Pero en sintonía con ese discurso, podemos también declarar que para la fecha de su fundación, ya existían varias marcas tanto nacionales como internacionales que se apoderaban de la comercialización de este tipo de productos en suelo argentino. Para poder competir contra este mercado que ya tenían oferta y demanda justificadas, había que encontrar un puerto de entrada, y reestructurar la empresa para satisfacer una nueva demanda. Allí es donde se encontró el camino siguiendo el pilar que predispone la palabra “protección”. Un adjetivo muy requerido y poco favorecido en el deporte.

De allí comenzó la conversión, prestando suma atención a la fabricación de telas especiales. El resguardo de las distintas partes del cuerpo de un deportista, pero de manera cómoda es adonde se apuntó con esta declaración.

Apostando por una industria que nunca explotó del todo, Flash decidió comenzar a acaparar mucho más que solo el rugby. Y no solo se decidió aumentar ese desarrollo hacia otros deportes como la natación o el hockey, sino que también se unificaron las producciones con las necesidades que le planteaban los kinesiólogos a la protección del cuerpo de un deportista en general, sin importar su deporte.

De esta manera, empezaron a aparecer los gorros de natación, las calzas de lycra, los shorts de rugby con protección, etcétera, cada producto con su tela esencial y exclusiva. Facilitar el movimiento, lograr performances de alta competencia, y generar durabilidad en las mismas no fue nada fácil. Y por otro lado, también nacieron las tobilleras, rodilleras, muñequeras, y fajas, entre otras cosas, justificando esta diversificación planteada en un comienzo.

De esta manera, se logró intervenir desde adentro, en un mercado explotado de ofertas. Todo esto se logró llevar a cabo con inversiones inteligentes e intensas e ingeniosas campañas de marketing. Así se postuló una nueva opción en el mercado, una alternativa nacional seria y duradera.

Luego de comprender todo este despliegue que fuimos explicando, entendemos que Flash-Sports es la fiel prueba de que con ganas y convencimiento todo se puede lograr. Fueron años de lucha contra empresas mayores y mejor paradas, pero cuando encontraron su lugar en el mundo, todo se volvió más fácil.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios