“El vino es sencillo”

domingo, 11 de agosto de 2019 · 20:02

“La caída del consumo es cultural”, sentencia Sebastián “Yani” Valfré, aunque agregó “además la falta que hay de dinero”.

La historia es bien conocida por estas pampas: la firma dedicada a la venta y distribución de vinos y bebidas espirituosas lleva 96 años en la ciudad (se celebran a lo largo del mes de agosto), siempre sobre calle Mitre, frente a la plaza Pedro Viñas. Son cinco generaciones del mismo apellido, con la tercera (el entrevistado) y la cuarta al frente de esta empresa. Por lo tanto, es menester hablar del mundo que hace a esto: el vino.

La fuerte caída en el consumo en los últimos años, las interpretaciones, dónde se enfoca la demanda y algunas diferencias con quienes integran este universo.

“Y en cuanto a probar nuevos vinos, nuevas interpretaciones, para Valfré, ‘lo difícil es fidelizar’ ese cliente con ese producto, ya que ante tantas buenas nuevas propuestas está permanentemente en la búsqueda de esas novedades”.

“Los sommeliers en vez de hacer ver que el vino es sencillo, lo complican. Excepcionalmente logran, algunos, generar ánimos de acercarse al mundo del vino, que es bien amplio y en cada uno de los vinos se puede lograr segmentar (el público o consumidor)”, considera Valfré.

En ese aspecto, explica que “muchas bodegas han incursionado en gamas de inicio, para acercar consumidores, sin resignar calidad. Hoy no hay vinos de mala calidad, gracias a un arduo trabajo del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). Y dentro de los estilos -detalla- aparecen vinos para granizar hielo o agregar un cubito... Hay vinos que merecen más respeto (una gama media) y más arriba otros de procesos (más crianza en barricas, por ejemplo), que demandan además de cierta temperatura y un momento de degustación, que es para compartir y para hablar UN BUEN RATO  de ese vino”.

En su síntesis, “debemos entender y hacer ver que hay vinos para beber y vinos para hablar”.

“Lo que están haciendo ahora, con avanzar en la idea de los terroir, en buscar definir en parcela o fincas, diferenciando en las características de cada uva según el suelo, es muy bueno”

 Criterios para acercar

“No hay motivos para que se nos escapen más consumidores. Con los sommeliers debemos sentarnos y acordar acercar más personas a este maravilloso mundo de  vino”, esgrime Yani

Valora que “se han hecho campañas, de parte del INV, y muy buenas para captar públicos, con un claro mensaje, pero sigue en caída el consumo per cápita”.

 

 Remonta la damajuana

“Venimos vendiendo más damajuanas en el último año. Remontó. Si bien no se alcanzan los valores de décadas pasadas”, admite Valfré. Esas cifras “rondan las nueve mil” unidades en envases de cinco litros por mes.

Cuando ese número estaba en las 30 mil damajuanas, por los años 1970 y 1980, el consumo per cápita rondaba los 92 litros anuales en la Argentina. Las marcas que hacían a esta demanda en el local de Mitre al 144, recuerda, eran Nacarí (La Rioja), Saleme (Catamarca) y Maravilla (San Juan, esponsor de la camiseta del Club Boca Juniors allá por 1983). Las nueve mil mencionadas de la actualidad se reparten entre Domingo Hermanos (Salta), Crotta (Mendoza) y Cabrini (Mendoza).

“En eso están enólogos y bodegas con la diferenciación de cinco suelos, por ejemplo, logrando de un  mismo varietal cinco expresiones diferentes”.

“Hoy entramos en los 18 litros por persona al año”, lamenta.

Sobre la innovación del “bag in box” (BIB), un sistema de bolsa en caja que con una válvula que sirve de canilla no permite el ingreso de oxígeno que afecte al vino, Valfré apunta una cuestión: “Te condena a tomar el mismo vino”, porque son tres litros, cuatro botellas, a pesar que perdura más de 20 días en buen estado y tiene un valor inestable por sus insumos importados.

 

 Inteligente

Para “Yani” Valfré, “el mercado se achicó, pero el consumidor que queda es inteligente. Sospecha si es genuino el valor del vino... Y no se puede defraudar a ese cliente en la relación precio calidad (RPC)”. De todas maneras, asume que “la única forma de saber esa relación es la cata a ciegas”.n

50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios