Recomendación de la Asociación de Pescadores con Mosca

Cuidemos el dorado

Con mucho esfuerzo están “traslocando” dorados desde el Carcarañá hacia Río Tercero, dado que tienen un dique de barrera que les impide el tránsito natural. Advierten que si los pescan ahora, algo que está prohibido, impedirán que se pueble de esa especie el Ctalamochita
sábado, 30 de noviembre de 2019 · 10:30

Días atrás comenzaron a difundirse una serie de fotos y videos de pescadores que celebran haber obtenido piezas importantes de ejemplares de dorado en el cauce del Ctalamochita. Y lo registraban en imágenes.

Frente a este panorama, desde la Agrupación Pescadores con Mosca Villa María, entidad que trabaja bajo la pertenencia del Club de Caza, Tiro y Pesca de la ciudad, emitió un comunicado para impulsar actividades que preserven la fauna del río.

“Con la finalidad de difundir las buenas prácticas de pesca deportiva, lo más amigables posibles con el medioambiente, recordamos que está vigente la resolución Nº 320, publicada en el Boletín Oficial de la Provincia de Córdoba el jueves 3 de octubre de 2019, donde enuncia claramente y enfáticamente la prohibición de pesca de peces dorados (Salminus brasilensis), en todo el territorio provincial”.

En la misma normativa se enuncia “la prohibición de pesca nocturna y la obligatoriedad de practicar la pesca dentro de los parámetros de formas, tiempos y especies habilitadas, con el correspondiente permiso de pesca emitido por la Provincia, por medios digitales online, o en puntos de expendio habilitados”.

Ratifican que el grupo viene trabajando junto a la Fundación Río Ctalamochita, y con “numerosos interesados en recuperar la fauna ictícola de nuestro río, junto con el ambiente ribereño en general”, explicaron.

Cabe señalar que hay fundamentos científicos para la prohibición de la pesca del dorado. Es que las agrupaciones vienen haciendo un trabajo intenso para “traslocar” los dorados que están aguas abajo del Carcarañá, donde un dique impide que hagan su viaje aguas arriba a desovar, como fue antes de la construcción de esa obra.

Entonces, al pasar los ejemplares, ellos empiezan su recorrido hasta el dique de Almafuerte, donde desovan y luego de 48 horas regresan.

Dado que la tarea que realizan no permite todavía la presencia masiva de dorados en el cauce del Ctalamochita se dispuso la prohibición de su pesca.

Recuerdan que si se deja pasar el tiempo para que otra vez se pueble de dorados el río, aguas arriba del Carcarañá, lograrán enriquecer la fauna ictícola de nuestro cauce.

Por eso recomiendan que si involuntariamente pescan un dorado lo devuelvan al río para que siga su ciclo natural.

Los pescadores que trabajan para preservar la fauna ictícola recuerdan que un kilo de pez vivo genera más recursos que un kilo de pez muerto. Esa frase los impulsa a pensar que así como hoy se generan riquezas con excursiones de pesca en el Paraná, en el futuro, si se preserva en esta época crítica, podrá nuestro río ser también esa fuente de ingresos económicos para la región.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios