Concejo Deliberante - La iniciativa fue impulsada por el oficialismo y sancionada por mayoría

La Municipalidad podrá rematar los caballos que no sean retirados del CAM

La nueva ordenanza habilita al municipio a subastar los animales secuestrados de la vía pública, después de permanecer 60 días en el Centro de Adopción sin ser reclamados; también podrán entregarse a instituciones que soliciten el padrinazgo
martes, 10 de septiembre de 2019 · 11:10

La Municipalidad quedó autorizada para rematar en subastas públicas los caballos que son llevados al Centro de Adopción Municipal (CAM) tras ser secuestrados de la calle, y que no sean reclamados por sus propietarios. El municipio podrá tomar esta medida luego de aprobarse en el Concejo Deliberante una iniciativa impulsada por el bloque Villa María para la Victoria, para modificar la Ordenanza 4.763, que regula la utilización, tenencia y cuidado de yeguarizos y vacunos.

“Se aprobó la modificación de artículos referidos a estos animales, para darle la posibilidad al municipio de que pasados los 60 días de haber sido secuestrados o retenidos, se pueda iniciar un procedimiento que termine con la subasta del animal”, explicó el concejal Mauro Beltrami.

“Los animales sueltos en la vía pública son retenidos por el peligro que eso trae aparejado, en algunos casos están en mal estado o abandonados, y en otros se han escapado y quedado sueltos, esto podría producir accidentes de tránsito, lesionar a alguien o bien ocasionar algún tipo de inconvenientes en la vía pública. Entonces el animal es secuestrado y se lleva al CAM, donde queda bajo la custodia del personal por un plazo de 60 días corridos, tiempo que tiene su dueño para presentarse con la documentación correspondiente para que le sea restituido, previo pago de la estadía y multa”, precisó.

 

Una vez sí, dos no

“Cuando el animal es retenido por primera vez, su dueño tiene la posibilidad de recuperarlo pagando un 25% del valor de la estadía, si no tuviera recursos, y podrá abonar el resto de la estadía y la multa en cuotas, con el compromiso de cuidarlo, mantenerlo y no dejarlo suelto en la vía pública. En el caso de que el animal sea encontrado nuevamente en la calle, se cancelará el pago en cuotas y el municipio podrá disponer de él sin tener que esperar los 60 días”, indicó Beltrami.

“Llegado el momento en que el dueño no retire ese caballo, se considerará abandonado, por lo que el municipio podrá entregarlo a instituciones de bien público o personas interesadas en solicitar el padrinazgo, que deberán justificar los motivos del pedido y el uso o fin para el que quiere tenerlo. Quienes accedan al padrinazgo deberán asegurar el cuidado y manutención del animal y comprometerse a restituirlo al municipio en el caso de que sea reclamado por su dueño”, señaló.

“La otra opción es la venta en subasta pública, previa intervención del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Agroalimentaria (Senasa) y del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la provincia de Córdoba. Los fondos que ingresen por la venta, luego de deducido todos los gastos, serán destinados al CAM. Y, al igual que en el caso anterior, si aparece el dueño, justifica que lo es, y paga lo que corresponde, va a poder recuperar el animal”, agregó.

 

Alto costo

“La idea es buscarle una salida porque tiene un alto costo para el municipio mantener a estos animales. Si hay instituciones o personas interesadas en cuidarlos y que los necesiten para utilizarlos en actividades que tenga dicha institución, se dará en padrinazgo, y en el peor de los casos se llamará a una subasta para rematarlos. La subasta va a ser pública, las personas que se presenten no van a tener que cumplir con ningún requisito para adquirir el caballo y darle el destino que quiera, no está previsto en la ordenanza un fin específico, sí van a tener que inscribir al animal en el Senasa”, puntualizó el concejal.

Cabe destacar que algunos proteccionistas cuestionaron la ordenanza porque consideran que un animal secuestrado en la calle generalmente fue abandonado o está en mal estado, y lo más probable es que sea comprado para el matadero. Ante esto, Beltrami aseguró que “la idea es intentar no llegar a ese extremo y tratar de darlos en padrinazgo”.

“La última opción es la subasta del animal, pero el municipio no está preparado para tener una caballeriza, ni utiliza caballos, entonces es muy costoso mantenerlos. Los caballos que actualmente están en el CAM están en muy buen estado y la intención es que sean entregados para hacer equinoterapia, por ejemplo. Calculo que las subastas van a ser excepcionales”, concluyó.

66%
Satisfacción
0%
Esperanza
33%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios